El Ayuntamiento convocará una OPE general de 250 plazas antes de final de año

El Ayuntamiento convocará una OPE general de 250 plazas antes de final de año

Será la primera de una serie de ofertas para reducir la tasa de temporalidad en el empleo por debajo del 10% en 2020

MARÍA JOSÉ PÉREZ

El Gobierno central abrió la puerta a la convocatoria de plazas de empleo público y las instituciones vascas están aprovechando la oportunidad para completar sus plantillas. La oferta –ya lanzada o anunciada para hacerlo en los próximos meses– supera los 5.000 puestos de trabajo entre las administraciones autonómica, foral alavesa y local en Vitoria. La última en convocar una OPE ha sido el Ayuntamiento de la capital, donde la Junta de Gobierno aprobó en su sesión de este viernes la oferta de 15 plazas de bombero de escala operativa y 5 subinspectores de escala técnica.

En el Consistorio ya está en marcha también una OPE con 32 puestos para la Policía Local y a ello se sumará la promoción interna de siete agentes primero. Pero además de la convocatoria oficial para reforzar el servicio de extinción de incendios y atención de emergencias, la Junta de Gobierno municipal dio el primer paso para el lanzamiento de otra OPE que llegará hasta las 250 plazas en la plantilla general municipal. La intención del Gabinete Urtaran es que esté publicada oficialmente antes de que finalice este año 2017.

Para concluir en esa Oferta Pública de Empleo, se aprobó la necesaria modificación de la relación de puestos de trabajo y la convocatoria de un proceso de provisión para funcionarios de carrera de los grupos profesionales A y B. Saldrán a concurso casi el 80% de las vacantes en este nivel para que los empleados públicos «puedan concretar su derecho a la carrera profesional», explicó el alcalde Gorka Urtaran. Una vez culminada esta etapa, las plazas que queden libres serán las que compondrán la convocatoria de la OPE estimada en 250 puestos de funcionarios.

Ya en el año 2018, «se convocará una provisión de plazas para los grupos C, D yE. A continuación, habrá una OPEpara estas categorías», detalló Urtaran, que justificó que las OPEs vayan a plantearse de una forma escalonada (se repetirán los procesos en 2019 y 2020 bajo la misma fórmula que en los dos años previos) para cumplir con los cupos establecidos por la ley. De hecho, las 250 previstas para la primera suponen el máximo fijado para este ejercicio.

Por debajo del 10%

El objetivo del equipo de Gobierno integrado por el PNV y el PSE es «dotar de mayor estabilidad a la plantilla municipal», algo que se conseguirá reduciendo la temporalidad contractual. El reto planteado por el alcalde es situarla en tres años «por debajo de un 10%». Todo un desafío si se tiene en cuenta que en la actualidad el número de empleados públicos con vinculación temporal con la administración vitoriana se sitúa «en el 38%», admitió el primer edil jeltzale.

De forma paralela a las convocatorias de ofertas de empleo público, el Ayuntamiento reservará plazas para la promoción interna (como, por ejemplo, los siete puestos de agente primero de la escala básica de Policía Local aprobados ayer) y para los procesos de consolidación de empleo temporal.

.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos