Un avión procedente de Los Ángeles, dañado en Foronda tras ser golpeado por una cisterna

El ‘Triple siete’, como se conoce al enorme Boeing, junto a la aeronave operada por TNT. / Imanol Estévez

Un impacto «leve» en el motor izquierdo del Boeing 777 de Lufthansa Cargo le impidió despegar hacia Frankfurt

S. ARROYO VITORIA.

Un Boeing 777 operado por Lufthansa Cargo procedente de Los Ángeles sufrió en la mañana de ayer el impacto de un camión cisterna cuando se encontraba en la plataforma del aeropuerto de Foronda. El golpe, que se achaca a la escasa visibilidad motivada por la densa niebla que había en esos momentos, causó daños en uno de los motores de la aeronave, lo que le impidió continuar con un plan de vuelo que debía culminar en el aeropuerto alemán de Frankfurt. El 'Triple siete', como se conoce a la que está considerada como la aeronave bimotor más grande del mundo, quedó atascado en la instalación alavesa a la espera de un repuesto que debía llegar desde la misma ciudad alemana -centro de operaciones de la compañía- y que se esperaba para la pasada madrugada.

El enorme avión protagonizaba uno de los escasos vuelos transoceánico que recibe Vitoria. Y no fue tan rutinario como podía preverse. Las complicaciones se sucedieron ya en el mismo Aeropuerto Internacional de Los Ángeles. Despegó con tres horas de retraso y apenas si logró recuperar treinta minutos por el viento de cola hasta completar los 9.400 kilómetros de distancia que le separaban de su destino.

Pasadas las cinco de la mañana se abría paso entre la niebla de La Llanada -la visibilidad, según apuntaron fuentes aeroportuarias era en esos momentos de «entre seiscientos y ochocientos metros»-. Tomó tierra sin problemas. El gigante de Boeing coincidía en las instalaciones con otras aeronaves -sólo DHL concentra de media veintidós operaciones nocturnas entre lunes y viernes-. Se le recondujo a la plataforma en la que debía producirse la descarga. El impacto con el vehículo de servicio en tierra llegaría unos minutos más tarde.

80 centímetros de brecha

Fuentes consultadas por este periódico no precisaron si fue ya iniciado el procedimiento de vaciado de las bodegas o antes. Sí concretaron que un camión cargado de combustible golpeó accidentalmente contra el motor izquierdo del aparato durante una maniobra causándole una 'herida' de aproximadamente ochenta centímetros de longitud y otra serie de daños que no fueron precisados y que obligaron a la compañía responsable a reprogramar su salida. Tenía que haber abandonado Vitoria pasadas las ocho de la mañana. Ni de lejos pudo cumplir con el plan.

«Será complicado que despegue hoy», aseguraron antes de explicar que los daños habían obligado a recurrir a repuestos que debían ser traídos desde Alemania. La previsión a última hora de la tarde de ayer es que el Boeing 777 pudiera despegar ya en horario nocturno con destino al 'hub' de la aerolínea de bandera alemana en el aeropuerto Frankfurt.

Fotos

Vídeos