El asesino confeso de Ana Belén ingresa en prisión

Los trabajadores de Mercedes se han concentrado este viernes en repulsa por el asesinato machista. / Rafa Gutiérrez

Los trabajadores de Mercedes se concentraron este viernes para condenar el crimen machista

David González
DAVID GONZÁLEZ

La magistrada del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Vitoria ha decretado el ingreso en prisión de Agustín H. B., autor confeso de la muerte de su mujer, Ana Belén Jiménez, el pasado martes en su chalé familiar de Turiso, en el municipio alavés de Lantarón. A media mañana de este viernes, este individuo, de 49 años, fue conducido al Palacio de Justicia por agentes de la Policía Nacional desde su comisaría en Miranda de Ebro, donde había permanecido detenido las dos últimas noches.

En sede judicial prestó declaración sobre el macabro hecho. La mañana del martes supuestamente mató a su mujer, de la que iba a separarse, en la cocina de su casa. Luego trasladó el cuerpo hasta Miranda de Ebro, donde lo abandonó en un Renault Scenic en la calle Río Ebro. Quizá para intentar labrarse una coartada, se marchó a trabajar a su puesto en la factoría vitoriana de Mercedes.

Este mismo viernes, trabajadores de esta fábrica se concentraron en repulsa por este crimen machista. Agustín H. B. permanecerá recluido mientras dura la instrucción del caso, en el que los investigadores de la Policía Nacional ya han encontrado evidencias incriminatorias como la posible arma homicida, una maza. Aparte de que el propio sospechoso ya confesó su autoría en sede policial. Queda por conocerse si ha hecho lo mismo ante su señoría este viernes.

El comité de empresa de Mercedes condena el asesinato

Miembros del comité de empresa y trabajadores de la factoría de Mercedes Benz en Vitoria se concentraron este viernes para condenar el asesinato de Ana Belén Jiménez a manos presuntamente de su marido, autor confeso del crimen y trabajador de esta fábrica.

Medio centenar de personas participaron en las dos concentraciones convocadas por el comité junto a los dos accesos a la empresa, en las que ha participado el tío de la víctima.

«A todos sus compañeros les ha sorprendido, cuando llevas muchos años trabajando con alguien y ves que está envuelto en unas circunstancias como estas te sorprendes. Incluso sin conocerle», explicó Igor Guevara, presidente del comité de empresa, en el transcurso del acto.

Fotos

Vídeos