Arranca con quince meses de retraso la construcción del nuevo parking en Txagorritxu

Las máquinas han accedido este lunes a la parcela entre las calles Beato Tomás y Francisco Leandro de Viana./E. C.
Las máquinas han accedido este lunes a la parcela entre las calles Beato Tomás y Francisco Leandro de Viana. / E. C.

La parcela se sitúa entre las calles Beato Tomás de Zumárraga y Francisco Leandro de Viana, y tendrá 182 plazas

Ander Carazo
ANDER CARAZO

Las obras de la parcela situada entre las calles Beato Tomás de Zumárraga y Francisco Leandro de Viana, en Txagorritxu, ven por fin la luz. Quince meses después de que las primeras máquinas accediesen a la zona y que se anunciara el proyecto para cubrir el importante déficit de aparcamientos provocado por las obras en el Hospital Universitario de Álava (HUA), el Ayuntamiento ha anunciado este lunes que por fin arrancará su construcción. Y es que desde febrero de 2017 se han acumulado las excusas para justificar -una y otra vez- el retraso de estos. Primero, se habló de la necesidad de firmar un convenio con Osakidetza y cuando todo parecía listo para que la maquinaria pesada accediese al solar en diciembre, se alegó que la lluvia y la nieve -algo previsible en el invierno vitoriano- provocaban una nueva demora.

Ahora, el Departamento de Espacio Público ha anunciado este lunes que este equipamiento estará listo para el mes de agosto. Año y medio después de cuando fueron anunciadas por el Gabinete de Gorka Urtaran. Los trabajos -adjudicados a la empresa Balgorza- supondrán un desembolso de 270.973,11 euros y se generarán 182 plazas, 171 serán para coches y cuatro se reservarán a personas con movilidad reducida, además, se han proyectado siete espacios para motocicletas y cuatro zonas ajardinadas.

Para la concejalía que dirige el peneuvista Iñaki Prusilla, esta es la forma de poner solución a los actuales problemas de tráfico registrados en los alrededores del centro hospitalario con «un aparcamiento funcional que facilite la circulación y el estacionamiento de vehículos, con áreas de acceso peatonal también». Y es que, en la actualidad, acudir en coche a Txagorritxu se ha convertido en una locura, ya que las obras que pretenden modernizar el HUA han dejado sin espacio suficiente para los vecinos, los pacientes y sus acompañantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos