Arranca por fin la obra de ampliación del tranvía al campus de Álava en la calle Florida

Inicio de las obras de prolongación del tranvía para el sur Vitoria./Igor Aizpuru
Inicio de las obras de prolongación del tranvía para el sur Vitoria. / Igor Aizpuru

La plataforma ciudadana contraria al plan insiste en que la reforma es «ilegal» y pide sin éxito a la Policía Local de Vitoria que acuda a la zona

IOSU CUETO

La obra civil de la ampliación del tranvía al campus ha arrancado este lunes en la calle Florida, donde varios operarios acompañados de una excavadora, un camión y dos máquinas dumper controlan el tramo ubicado frente al instituto Ekialde de Vitoria. Cinco días después de que el Gobierno vasco calculara que comenzaría la llegada de los equipos, los trabajos de demolición del pavimento y de la instalación de vallas para delimitar la zona son una realidad. La calle conserva un carril de tráfico. Esta nueva fase del proyecto demuestra, como indicaron los portavoces de Euskal Trenbide Sarea (ETS) y de Euskotran, que «no habría marcha atrás» a pesar de la oposición de una parte de los vecinos. Oficialmente, el Ejecutivo autonómico dio por iniciada la obra el 28 de noviembre, aunque hasta ahora las labores se han centrado en la revisión de arquetas y la realización de mediciones.

Tal y como habían anunciado, los integrantes de la plataforma plataforma vecinal ‘Tranvía Sur No’ han acudido a la calle Florida y han realizado fotografías de lo que ocurría. La portavoz, Begoña Seco, ha reiterado que las obras «son ilegales» porque el Ayuntamiento de Vitoria no ha aprobado definitivamente los cambios urbanísticos necesarios que avalan la instalación de la infraestructura. Los residentes han llamado a la Policía Local para solicitar la presencia de una patrulla que constatara por escrito «lo que aquí está pasando» con el fin de presentar una futura reclamación tras consultar con los abogados del coletivo. No obstante, una agente les ha indicado por teléfono que su reclamación no podía ser atendida porque los uniformados habían comprobado que la obra contaba con la autorización necesaria del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. «No es cierto, hemos preguntado al jefe de obra y nos ha reconocido que no tienen licencia», ha insistido Seco.

En la práctica, las máquinas ya están en la zona. La adjudicataria del proyecto –la unión temporal de empresas (UTE) formada por Tecsa y Altuna y Uria– señalizó hace días la calle Florida para que los conductores retiraran los vehículos aparcados. Los operarios han habilitado con conos un desvío de tráfico provisional que completarán con vallas. En las próximas jornadas, tal y como indicaron la semana pasada los portavoces del Gobierno vasco, los trabajos se centrarán en romper las aceras y el pavimento para desviar los servicios afectados.

Aunque la plataforma había calculado que la obra civil del tranvía empezaría después de que el pleno municipal aprobara los cambios urbanísticos pendientes (un paso que varios residentes creían que se daría este viernes), las empresas han iniciado el tajo antes de esa previsión. Los vecinos deberán decidir ahora junto a sus letrados cuál será su siguiente paso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos