Araba Sin Garoña se disuelve tras quince años de lucha contra la central nuclear

Miembros del colectivo, en una imagen de archivo.
Miembros del colectivo, en una imagen de archivo. / EFE

La plataforma destaca el papel «fundamental» de la movilización social en el cierre definitivo de la planta burgalesa

Salvador Arroyo
SALVADOR ARROYO

La plataforma ciudadana Araba Sin Garoña ha anunciado este jueves su disolución después de quince años de movilización social contra la nuclear burgalesa, cuyo cierre definitivo fue anunciado por el Gobierno central el pasado 1 de agosto. A partir de este momento, las distintas organizaciones sociales, sindicales, así como los concejos que conformaban el movimiento «tendrán la responsabilidad» de vigilar el proceso de desmantelamiento de una instalación inaugurada hace 47 años en la que quedan 218 toneladas de combustible radiactivo, según ha recordado Alberto Frías, portavoz de Araba Sin Garoña, durante la comparecencia en la que ha anunciado el final del ente asociativo.

El motivo, «se ha conseguido el objetivo» por el que se creó en 2002. Y, en esa línea, se ha reivindicado el papel «fundamental» que ha desempeñado en la clausura de la planta; una «unidad de fuerzas» que logró incluso el respaldo de las instituciones y de los partidos políticos «hasta el punto de que ninguno» en Álava estaba ya a favor de que se reabriese una central, que permanecía sin actividad desde 2012.

Así las cosas se ha afeado el comportamiento de distintos responsables institucionales; se les ha reprochado la nula proporcionalidad «entre sus discursos públicos y las medidas reales que pusieron encima de la mesa» para precipitar una decisión que el Gobierno central justificó en su día en motivos exclusivamente económicos. «Quizás el movimiento asociativo por si solo no ha sido suficiente (para propiciar el desenlace), pero sin lugar a dudas ha sido necesario».

Araba Sin Garoña ha anunciado su intención de organizar el próximo día 30 una «fiesta final» con kalejira y comida popular en el Casco Viejo de Vitoria para celebrar el cierre de la nuclear.

Fotos

Vídeos