La ampliación del tranvía a Salburua eliminará dos carriles de circulación y 162 aparcamientos

En Florida el tranvía ocupará los dos carriles en dirección centro y los otros dos serán bidireccionales./J. AndradeGráfico
En Florida el tranvía ocupará los dos carriles en dirección centro y los otros dos serán bidireccionales. / J. Andrade

La plataforma discurrirá por el lateral más cercano al centro y obligará a reurbanizar Florida, el Paseo de la Ilíada y el Bulevar de Salburua

Iosu Cueto
IOSU CUETO

El ‘rey’ del asfalto extenderá sus dominios hasta Salburua pero transformará la fisonomía de las calles Florida, Paseo de la Ilíada y Bulevar de Salburua. El tranvía contará con una plataforma exclusiva de doble vía que discurrirá por un lateral del trazado –el más cercano al centro urbano–, lo que obligará a prescindir de dos carriles de circulación en cada una de las arterias afectadas –uno por sentido–, así como a eliminar 162 aparcamientos. Así lo especifica el estudio informativo de la prolongación, que entrará en funcionamiento en 2021 tras 24 meses de obras.

Como avanzó EL CORREO, el ramal de Salburua partirá de la confluencia del puente Las Trianas con Los Herrán y avanzará por Florida, el Paseo de la Ilíada y, tras un giro a la izquierda, por Bulevar de Salburua hasta la Avenida de Juan Carlos I. El trazado tendrá cinco paradas ‘Santa Lucía’ –a la altura de Jacinto Benavente–, ‘Centro cívico’, ‘Nicosia’ –cerca de la torre roja–, ‘Salburua’ –casi en la plaza de La Unión, frente al centro comercial– y ‘Juan Carlos I’, completando así un recorrido de 2,4 kilómetros. El Gobierno vasco, la Diputación y el Ayuntamiento –que impulsan y sufragan el proyecto– licitarán el ramal por 32,2 millones de euros, (IVA incluido) el año que viene. Evidentemente, las empresas podrán rebajar el presupuesto al pujar por la suculenta obra. Los detalles del trazado se han explicado este martes en el centro cívico de Salburua en una convocatoria conjunta del Elkargune de Movilidad y el Auzogune del barrio.

Las cifras

2.488
metros medirá el trazado de la ampliación del tranvía a Salburua desde Florida a la Avenida de Juan Carlos I.
5
serán las paradas: ‘Santa Lucía’, ‘Centro cívico’, ‘Nicosia’, ‘Salburua’ y ‘Juan Carlos I’.
2021
será el año de puesta en marcha de la línea tras 24 meses de obra.
32,2
millones de euros (IVA incluido) será el presupuesto del ramal.

La voluminosa documentación que han elaborado los expertos de Euskal Trenbide Sarea (ETS) – la sociedad pública dependiente del Gobierno vasco que gestiona las infraestructuras ferroviarias– anticipa diversos detalles que han desgranado sus técnicos ante los vecinos. Y eso incluye algo esencial: las afecciones.

Según el estudio, a lo largo de la calle Florida el tranvía discurrirá anexo a la acera Norte, ocupando los dos carriles de circulación existentes en sentido Oeste –los que van hacia el centro– lo que obligará a eliminar esos aparcamientos. Al lado, la calzada Sur pasará a ser bidireccional, con un carril por sentido. Además, cuando los convoyes se aproximen a la rotonda situada en el cruce con Jacinto Benavente pasarán por encima de la actual mediana ajardinada triangular. Todos los aparcamientos de la acera Norte –junto al colegio Escolapios– serán eliminados. Con todo, Florida abrirá paso al tranvía sin cortar el tráfico, pero a costa de perder 120 plazas de estacionamiento.

Solución

En el Paseo de La Ilíada, que en la actualidad dispone de dos carriles de circulación por sentido separados por una mediana central ajardinada y con plazas de aparcamiento en ambos márgenes de la calzada, la plataforma tranviaria se instalará sobre la calzada Norte, como en la calle Florida. De igual manera, la calzada Sur pasará a ser bidireccional. Se perderán 56 aparcamientos.

Más información

La última calle del trazado será Bulevar de Salburua, donde los cambios afectarán a nada menos que 1,3 kilómetros de recorrido. A lo largo de esta arteria la plataforma se ubicará en el lateral Oeste –el contrario a la ‘torre roja’–, entre la acera y la mediana central, dejando dos carriles de circulación entre el tranvía y esta última. Por lo tanto, esa calzada perderá un carril y toda la línea de aparcamientos.

Los técnicos prevén que a lo largo de toda la calle se pierdan 146 estacionamientos, aunque han previsto crear otros en la acera opuesta al tranvía, la de la ‘torre roja’. Para conseguir dicha solución, se suprimirá un carril de circulación para «transformar los aparcamientos en línea por otros en batería». De esta forma, los 155 huecos actuales se duplicarán para llegar a los 315. En este caso, la calle incluso ganará 14 plazas a pesar del tranvía.

Por otro lado, los técnicos recomiendan colocar «elementos antivibratorios con mayor atenuación» en las zonas con viviendas «a menos de 9 metros de la vía más cercana y en la intersección entre las calles Florida y los Herrán».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos