Amigos y familiares de Zerain: «Sólo esperamos poder abrazarle pronto»

Alberto Zerain, durante una expedición./Expedición 2x14x8.000
Alberto Zerain, durante una expedición. / Expedición 2x14x8.000

El entorno del alpinista vitoriano desaparecido desde el sábado en el Nanga Parbat se muestra muy preocupado, aunque confía en su experiencia y fortaleza

«Sólo nos queda esperar». Es la frase que resume el estado de inquietud y preocupación en el que está sumido el entorno de Alberto Zerain. Amigos, familiares y compañeros del mundo de la montaña han querido trasladar un mensaje optimista, a pesar de las dificultades extremas que entraña para el montañero alavés y su compañero de cordada Mariano Galván el intento de hollar la cumbre del Nanga Parbat por la arista Mazeno, una espectacular cresta de 9 kilómetros, y con una climatología adversa y con abundante nieve.

El Racetracker, dispositivo de señalización vía satélite (GPS), que indica la posición en tiempo real, es el dato que más preocupa. Un experto montañero cercano a Zerain, que ha preferido mantener su anonimato, expresaba su punto de vista profesional como conocedor del terreno. «El sábado a las 4.01 horas empezó a emitir el Racetracker. A las 9.00 horas están a5.850 metros, pero no sé qué ocurre que hay un espacio que el dispositivo se para y a las 10.00 horas vuelve a aparecer la señal 160 metros más abajo y emitiendo. No sabemos si se han caído ellos o la mochila, pero el Racetracker sigue emitiendo hasta la 1 de la madrugada en el mismo lugar hasta que se para, porque se supone que se ha quedado sin batería. Lo que está claro es que por ahí no va la vía, a no ser que hayan bajado. Se ha podido caer la mochila en una grieta. Son muchas cosas. Yo, desde luego, no pierdo la esperanza, pero lo cierto es que la situación es grave y jodida», comenta nervioso a EL CORREO.

Su amigo Josu Alcaraz, que hace tiempo participó en varias salidas con Zerain, prefiere mantener la calma y esperar acontecimientos. Conoce cómo es ‘el Zeras’ en la montaña y eso es lo que le mantiene optimista. «Prefiero pensar que se han quedado sin batería y ya está. Yo soy optimista. Los amigos que conocemos a Alberto sabemos que es una persona que se desenvuelve bien en la montaña y sólo nos queda esperar. Es que todos queremos saber y saber, y creo que hay que esperar. Cabe la posibilidad de que esté subiendo o bajando y que tengamos noticias buenas. Es pronto para andar especulando», explica con tono calmado.

Alberto Zerain es uno de los socios ilustres de la vitoriana Sociedad Excursionista Manuel Iradier en calidad de alpinista de élite capaz de grandes hazañas, como consta en su palmarés. Su presidente, Fernando Casi, no oculta su preocupación. «El Racetracker no nos da buenas noticias. Soy consciente de la complicación por la situación de la arista Mazeno, pero Alberto ha salido de muchas situaciones difíciles, como el ascenso del K2. Sólo esperamos poder abrazarle y verle muy pronto entre nosostros».

«Lo están pasando mal»

Javi Calvo, el presidente de la Federación Alavesa de Montaña y compañero en la Manuel Iradier responde con voz apagada a la llamada de este periódico. «La arista es muy complicada. Son once kilómetros, sólo se ha hecho una vez. Él es una persona muy fuerte, en altura reacciona muy bien, porque va todavía mejor que el resto y esperemos que estén vivos. Seguramente, lo están pasando muy mal. No queremos elucubrar, por respeto también a la familia. Hasta que no tengamos noticias, no queremos opinar demasiado», señala con prudencia desde la confianza que tiene en su amigo, un superdotado para alta montaña.

«Tanto Mariano Galván como él están en su plenitud montañera y este tipo de actividad sólo la pueden hacer pocos. Igual están tirando hacia arriba…, no sé. ‘Zeras’ es un tío muy fuerte y muy prudente. Sabemos que no está en un terreno fácil e incomunicado y casos de este tipo se han dado en el Himalaya. Igual tenemos suerte y el karma, los astros o lo que sea nos ilumina dentro de unos días», reflexiona emocionado buscando cualquier motivo que desvíe el pensamiento hacia un desenlace que nadie espera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos