Álava prepara alegaciones para minimizar el impacto del TAV en el territorio

Un tren de alta velocidad circula por un tramo de la red ferroviaria española./E. C.
Un tren de alta velocidad circula por un tramo de la red ferroviaria española. / E. C.

Cuatro departamentos forales trabajan en el documento para lograr que la afección del trazado Burgos-Vitoria sea la menor posible en los valles alaveses

María José Pérez
MARÍA JOSÉ PÉREZ

La posibilidad de que el tren de alta velocidad (TAV) atravesara Rioja Alavesa en la conexión entre Logroño y Miranda hizo saltar hace unas semanas todas las alarmas entre viticultores y dirigentes de las administraciones públicas, que mostraron su rechazo a esa opción barajada por el Ministerio de Fomento junto a otras dos con trazados diferentes. Ahora son representantes de localidades de los valles alaveses quienes han manifestado su oposición a que la línea ferroviaria entre Burgos y Vitoria se construya atravesando su zona.

Después de que el pasado domingo se celebrara en Ribabellosa una manifestación para expresar esa oposición, el diputado general, Ramiro González ha desvelado este martes que nada más conocer «el detalle del trazado», la Diputación alavesa ha comenzado a trabajar en la redacción de las alegaciones «para intentar minimizar el impacto» que puede tener el paso del TAV por el territorio. El dirigente jeltzale ha asegurado que esas alegaciones se están estudiando desde cuatro departamentos forales diferentes que, de una manera u otra, se ven afectados. Se trata de las áreas de Medio Ambiente, Infraestructuras Viarias, Agricultura y Cultura, por si la afección del trazado pudiera interferir en algún aspecto relacionado con el patrimonio.

El trabajo debe estar concluido en un mes, plazo que Fomento concede para alegar

El Ministerio de Fomento concede el plazo de un mes para presentar alegaciones al trazado diseñado para la conexión de la alta velocidad, por lo que el trabajo de los técnicos forales debe estar listo hacia el día 20 de febrero. En él se incluirán «los aspectos que consideren más apropiados para intentar minimizar el impacto en territorio alavés», reiteró el diputado general. González no entró a valorar la manifestación que se celebró en Ribabellosa convocada por las juntas administrativas de Manzanos, Quintanilla de la Ribera, Leciñana de la Oca y Ribabellosa, y se limitó a reflejar que «había algunos ciudadanos de los pueblos de los valles y algún representante político».

Sintonía con UAGA

El dirigente foral, que ha hecho pública este martes la decisión de la Diputación de presentar esas alegaciones, ha anunciado también que la pasada semana abordó este tema en una reunión que mantuvo con el presidente del sindicato agrario-ganadero UAGA, Javier Torre. El diputado se refirió al «interés común» de ambos organismos para conseguir que «la afección sea la mínima posible para las explotaciones agrícolas», ha expuesto González. En ese aspecto es en el que se centran, precisamente, los técnicos del departamento de Agricultura que están inmersos en el trabajo de redacción de las alegaciones que después podrán ser tenidas en cuenta -total o parcialmente- o desestimadas por Fomento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos