Álava despide la primera nevada aunque continuarán las bajas temperaturas

Todo el territorio alavés se tiñó de blanco el sábado/Jesús Andrade
Todo el territorio alavés se tiñó de blanco el sábado / Jesús Andrade

Álava se despide esta tarde de la alerta amarilla y de la nieve que ayer obligó a cerrar los puertos de Barrerilla, Opakua y Herrera

RAMÓN ALBERTUS

Sus Majestades regalaron ayer el primer manto blanco del año a Álava con acumulaciones que no llegaron a los diez centímetros. La alerta naranja activada a lo largo del día bajó a amarillo -riesgo moderado- por la noche y se ha mantenido esta madrugada. El riesgo amarillo que establece Aemet desaparece a partir de las doce del mediodía cuando se prevé que la cota de nieve se sitúe ya por encima de los mil metros y se despida el meteoro blanco. De esta manera remitirá el temporal en Álava tras caer los primeros copos que empezaron a cubrir las calles en la capital alavesa a partir de las 20.00 horas de ayer y han dejado una estampa blanca -menor que la nevada de principios de diciembre- para decir adiós a la Navidad. Aun así, la alerta no llegó al aviso por riesgo extremo como en Navarra y el sur de La Rioja.

La nieve fue durante toda la jornada más abundante en el Este alavés, en la zona de Egino, y también al Norte, en Legutiano. Además, desde por la mañana se complicó el tráfico en el puerto de Opakua y Herrera -ambos cerraron, también La Barrerilla- y a partir de las cinco de la tarde se sumó la obligación del uso de cadenas en los puertos de Orduña, Zaldiaran, Kruzeta y Vitoria, que habían mantenido hasta el mediodía el aviso amarillo por heladas. Su uso fue prescindible durante un momento de la tarde (sobre las 18.00) aunque se hizo obligatorio al aumentar la intensidad de la nevada.

Ayer también se activó el programa operativo especial de «vialidad invernal», un dispositivo del departamento de Infraestructuras de la Diputación que dispuso de 19 equipos quitanieves, así como cuatro patrullas de Miñones que desarrollaron su trabajo con normalidad. A las 18.30 se cortó el tráfico de la N-1 en Etxegarate, en ambos sentidos con retenciones de más de dos horas, y la autovía A-15 en Gipuzkoa dirección a Navarra. Y el único accidente registrado se produjo a las 11.45 horas sin relación con el temporal, aseguraron fuentes de la Ertzaintza. Fue un choque entre dos vehículos en la carretera A-1 a su paso por Vitoria y los cuatro heridos fueron trasladados al Hospital Txagorritxu.

El frío permanece

El mapa de Euskalmet para hoy anuncia que a partir de las nueve de la mañana dejará de haber riesgo importante de nevadas aunque las lluvias «pueden ser persistentes y abundantes especialmente durante la primera mitad del día». Además, la agencia vasca recoge que mañana la cota de nieve se mantendrá en los 1.000 metros hasta la tarde-noche cuando subirá hasta los 1.200-1.400 sin descartar la posibilidad de «heladas débiles en puntos de Álava, sobre todo de montaña». También la agencia nacional Aemet avisa que mañana no habrá riesgo de nevada en el País Vasco. El frío permanecerá hoy en el territorio con máximas que no superan los 5 grados y mínimas de 2. El mercurio registrará una bajada hasta los cero grados y lloverá.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos