Álava clama contra la violencia machista

Fachada del Ayuntamiento de Vitoria, iluminada de lila como símbolo de la lucha contra la violencia machista. /Rafa Gutiérrez
Fachada del Ayuntamiento de Vitoria, iluminada de lila como símbolo de la lucha contra la violencia machista. / Rafa Gutiérrez

Instituciones y colectivos sociales impulsan iniciativas para concienciar contra esta lacra. Todo se tiñe de lila

EL CORREO

La batalla contra las agresiones machistas se intensifica cada día en Álava. El pulso que los ciudadanos y las instituciones mantienen contra el exponente más dramático de la desigualdad de géneros va más allá de la mera declaración de condena. Un gran número de iniciativas se impulsan desde distintos colectivos sociales con el objetivo de concienciar del más grave problema de convivencia actual, pero también para dar visibilidad a la firmeza de un compromiso que persigue la erradicación definitiva de este tipo de violencia. Las propuestas no se circunscriben a hoy, se han multiplicado en los últimos días. Surgen desde los ayuntamientos, con pleno consenso político, pero también de centros educativos y asociaciones culturales. Un clamor.

Casa Consistorial

La fachada se ilumina en lila

El Ayuntamiento de Vitoria ha iluminado este viernes la fachada del edificio de la plaza de España en lila, el color del rechazo que, especialmente este 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, va a teñir todo el territorio. Además, en distintos puntos de la capital alavesa se han colocado una serie de totems que con un mensaje contundente: ‘No a la violencia machista!’.

Con un punto

Un ‘no’ que viaja en autobús

Otra de las iniciativas que se han puesto en marcha y que se mantendrá en el tiempo pone el foco en la flota de autobuses de Tuvisa. Un año más todos los vehículos tendrán visible un punto lila como símbolo del compromiso contra las agresiones de género. En las pantalllas de las unidades que se han salido recientemente a las calles de la ciudad se van a proyectar videos realizados por el Servicio de Igualdad municipal «para fomentar la prevención de la violencia sexista entre personas más jóvenes». Tuvisa trabaja también con el comité de empresa para que la campaña perdure. De hecho y, además de otro tipo de iniciativas que están aún en estudio, se ofrecerá a todos los empleados lucir una chapa morada que denuncia los casos de este tipo de violencia.

Centro Cívico Aldabe

Encuentro con los jóvenes

Fue el acto central de las iniciativas que se celebraron este viernes. El objetivo, concienciar a los más jóvenes sobre la gravedad del problema y lo inaceptable de este tipo de comportamientos. La Topaketa Beldur Barik 2017 de Vitoria se celebró en el centro cívico Aldabe. Durante este encuentro se dieron a conocer los trabajos ganadores del concurso en una ceremonia de premios que concluyó con un concierto de las raperas La Basu y Aneguria. Este certamen, dirigido a jóvenes de 12 a 26 años, premia las expresiones audiovisuales que muestran de forma clara cómo chicas y chicos se enfrentan a la desigualdad hacia las mujeres. La clave es hacerlo «con actitudes basadas en el respeto, la igualdad, la libertad y la autonomía, la corresponsabilidad y el firme rechazo a la violencia machista».

Egibide

‘Controla al que te controla’

Desde el centro de Formación Profesional Egibide se viene desarrollando una iniciativa que lleva por lema ‘Controla a quien te controla’ (’Kontrolatu kontrolatzen zaituena’). Alumnos, profesores y personal de este centro educativo han ido dejando mensajes contra la violencia de género y de apoyo a las mujeres en un gran mural lila que son muy visibles en los halls del campus. También se ha hecho entrega al alumnado en las mediatecas de diferentes eslóganes y frases referentes al control con apariencia amorosa. Los puntos morados en las ventanas exteriores de los campus de Arriaga, Jesús Obrero, Mendizorrotza, Molinuevo y Nieves Cano son otro elemento de implicación.

Lurburu

Reflexión en Oihaneder

La decena de artistas alaveses que integran el colectivo Lurburu -con origen en campos como el audiovisual, las artes escénicas, la ilustración o la fotografía- propondrá hoy una reflexión sobre la violencia hacia las mujeres con un propuesta que tomará Oihaneder. Un juego escénico que concederá un rol activo al espectador. Así se define la iniciativa que comenzará a las nueve de la noche y que apuesta por abrir la caja de Pandora. Esto es, las personas participantes expondrán realidades concretas: testigos de la violencia de género, siendo o no parte del público, podrán plantearse cuestiones sobre esta dramática realidad. Reflexión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos