Álava busca ser referente europeo del turismo natural sin barreras

Jon Villén disfruta del paisaje a bordo de la silla Joelette de la que tiran dos voluntatios./Rafa Gutiérrez
Jon Villén disfruta del paisaje a bordo de la silla Joelette de la que tiran dos voluntatios. / Rafa Gutiérrez

La Diputación y Montes Solidarios llevan a personas con discapacidad a pasear por ocho rutas emblemáticas

Rosa Cancho
ROSA CANCHO

¿Puede una persona con baja visión o con dificultad para caminar disfrutar de un paseo por el barranco de Igoroin? Sin problemas, de la mano de los voluntarios de la organización sin ánimo de lucro Montes Solidarios y el Departamento foral de Turismo. Expertos montañeros les guiarán con pértigas o empujarán sillas especiales para rodar por monte para que disfruten junto a sus familias de una excursión a uno de los rincones más hermosos de Álava. Esta es la primera de las rutas con las que el territorio se marca el reto de lograr ser un referente internacional en el mundo del turismo adaptado. Acaban de estrenar la vuelta a los embalses desde Garaio y están organizadas otras seis excursiones más a los lugares como mayor interés natural y patrimonial del territorio. Se trata de los parques naturales de Izki, y Gorbeia, el Valle Salado, el complejo lagunar de Laguardia, la ruta de las canteras de piedra y la del vasco navarro.

La iniciativa está en fase de rodaje, por lo que de momento están invitados a participar los miembros de diferentes asociaciones de Álava, entre ellas, Once, Atece, Begisare Araba, Itxaropena, Eginaren Egiñez, Zuzenak y Aspace, detalla la diputada Cristina González. En marzo lanzaron material nuevo de promoción turística adaptado a personas invidentes o con deficiencia visual escrito en braille y con mapas en alto relieve o explicaciones mediante códigos QR de las salinas, de los parques, de Quejana, de las iglesias con pinceladuras o del jardín botánico de Santa Catalina. Ahora, su equipo da un paso más. Se lleva a estas personas a patear sus sendas, oler sus aromas y tocar sus piedras con guías experimentados de Montes Solidarios -ONG apoyada por la Fundación Vital-, dos sillas todoterreno Joelette y barras direccionales.

70 personas en la primera

Han diseñado rutas de baja complejidad pero intensas de entre 5 y 12 kilómetros de extensión. La primera salida se efectuó en abril al barranco de Igoroin y participó un grupo de 15 personas. De ellas, 14 tenían algún tipo de deficiencia visual y otra dificultad para andar. Les acompañaron amigos y familiares, así que al final se juntaron unas 70 personas. La segunda excursión se celebró hace semanas y de ella se da cuenta en la página siguiente. Las próximas citas serán (si el tiempo lo permite) entre el 24 de junio y el 4 noviembre, lo que supone unas dos al mes.

«Las personas con discapacidad tienen los mismos derechos a disfrutar del ocio y disponer de información turística y las instituciones debemos trabajar para desarrollar un turismo sostenible y accesible», señala Cristina González. La diputada socialista además ve en estas iniciativa una oportunidad de oro para la provincia. «El número de personas con algún tipo de discapacidad y/o dificultad para moverse con posibilidad de viajar es cada vez mayor y en algunos países como Reino Unido y Australia esta demanda de turismo constituye ya el 10%».

Tras este primer año se evaluarán los resultados y si son positivos, Álava ofertará a través de sus diferentes agentes turísticos este tipo de rutas a otras comunidades y países.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos