Álava ampliará las ayudas de la AP-68 y creará una tarifa plana para la AP-1

Un conductor se dispone a entrar en una autopista de peaje en Álava. /Iosu Onandia
Un conductor se dispone a entrar en una autopista de peaje en Álava. / Iosu Onandia

El presupuesto foral refleja, fruto del acuerdo con el PP, un aumento de 500.000 euros en la cuantía destinada a ambas medidas

MARÍA REGO

El bolsillo de los conductores que se mueven por las autopistas de peaje que cruzan Álava se beneficiará del acuerdo presupuestario alcanzado en el territorio entre el Gobierno foral (PNV-PSE) y el PP. Entre las enmiendas que los populares registraron ayer a las cuentas de 2018, y que están incluidas en el pacto sellado el pasado jueves, aparece el incremento de las partidas destinadas al abono de bonificaciones para la AP-68 (hasta los 500.000 euros) y a la implantación de una tarifa plana para la AP-1 (250.000). La iniciativa, sostiene la líder de la oposición, Ana Morales, forma parte de «una propuesta muy social pensada para mejorar la vida cotidiana de los ciudadanos y aportar soluciones».

Quienes circulan por ambas vías se benefician ya del llamado sistema de peaje social -nació para la AP-68 en 2001 y se extendió más tarde a la AP-1- que en el último año alivió la factura de más de un millar de alaveses con una aportación media que superó los 200 euros. Las subvenciones en el caso de la autopista que conecta Álava y Bizkaia -de gestión privada- se aplican a partir de 25 viajes realizados cada mes y la bonificación alcanza el 50% del precio. La propuesta del PP es que se reduzca el número de trayectos requeridos al tiempo que se aumenta el porcentaje subvencionable, una doble modificación que el Ejecutivo alavés ya se había planteado de cara a 2018.

La ayuda a los usuarios de la AP-68 llega, sobre todo, «a los vecinos de Ayala y a quienes viajan con mucha frecuencia» entre ambos territorios por motivo de trabajo o estudios, recordó Morales. La medida planteada para la AP-1 intenta, por su parte, que el territorio «deje de estar a la cola en Euskadi» después de que Bizkaia y Gipuzkoa consensuaran este mismo otoño la activación de una tarifa plana para esta autopista que beneficiará a unos 7.000 conductores de ambos territorios que abonarán un máximo de 75 euros al mes. Las Juntas Generales ya habían encomendado a la Diputación alavesa -su competencia sobre esta vía se limita a 14 kilómetros- la elaboración de un estudio sobre la implantación de ese modelo en la Vitoria-Eibar.

Más de 400 enmiendas

Las propuestas de los populares en ambas autopistas forman parte del paquete de 71 enmiendas -17 dirigidas al área social- que el nuevo socio presupuestario del Gobierno foral presentó ayer a un proyecto económico que asciende a 481 millones de euros. El documento se someterá el próximo viernes al debate de enmiendas de totalidad que han registrado EH Bildu, Podemos, Orain Araba e Irabazi. Entre todos los grupos con representación en la Cámara alavesa -salvo el PSE, socio de gobierno, que no ha enmendado ningún aspecto de las cuentas de 2018- han registrado más de 400 iniciativas parciales, que se abordarán la siguiente semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos