El acusado de violar y dar palizas a su mujer en Vitoria niega los hechos

La víctima ha mostrado su disposición a volver con él porque sus hijos «necesitan mucho» a su padre, mientras que el Ministerio Público solicita para él 18 años de cárcel

ELCORREO.COM

El hombre acusado de propinar «brutales palizas», vejar y violar a su mujer, a la que supuestamente causó un desgarro vaginal, ha negado este miércoles los hechos que se le imputan, mientras que su esposa, que tras poner la denuncia la retiró, ha mostrado su disposición a volver con él porque sus hijos «necesitan mucho» a su padre.

El juicio contra este hombre ha arrancado este miércoles en la Audiencia Provincial de Álava con su declaración y la de su mujer. El Ministerio Público solicita para el acusado 18 años de cárcel y la defensa su absolución.

Durante su declaración, el hombre, de nacionalidad paquistaní al igual que su mujer, ha negado cualquier maltrato sobre su esposa, así como la violación que se le imputa, ya que según ha asegurado se trató de una relación consentida. Además ha asegurado que fue él quien la llevó al hospital la noche del 4 de octubre de 2015 cuando vio la sangre en las mantas.

La mujer retiró la denuncia

También ha dicho que no controlaba sus comunicaciones y sus amistades, que no le prohibió aprender español, sino que incluso fue él quien la acompañó a apuntarse en un centro en Vitoria y ha asegurado que cree que le denunció por un tema económico.

Asimismo ha explicado que su matrimonio fue concertado en Pakistán en 2003 y ha asegurado que perdona a su esposa por denunciarle.

La mujer, que tras interponer la denuncia la retiró y ha renunciado a las acciones civiles y penales que le correspondan, ha respondido sólo a algunas de las preguntas que le ha hecho la Fiscalía y se ha acogido a su derecho a no responder a las cuestiones que podrían perjudicar a su marido.

Precisamente no ha respondido a aquellas que hacían referencia en concreto a las presuntas palizas que recibía y tampoco a la pregunta de si su marido le obligó a tener relaciones sexuales.

Sí que ha afirmado que en el último año le han pasado cosas «muy fuertes», que ha perdido a su madre, que no tiene nadie en Vitoria y sus tres hijos son pequeños y «necesitan mucho» a su padre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos