Absuelven al joven identificado en un edificio ocupado del Ayuntamiento

El edificio ocupado en el número 14 de la calle Chiquita del Casco Viejo de Vitoria. /Igor Aizpuru
El edificio ocupado en el número 14 de la calle Chiquita del Casco Viejo de Vitoria. / Igor Aizpuru

El Gabinete Urtaran recurrirá el fallo de Instrucción 3, que alega que «no se ha acreditado que el denunciado viviera o forzara la puerta» del bloque de Chiquita 14

DAVID GONZÁLEZ

El Juzgado de Instrucción número 3 de Vitoria ha absuelto al joven identificado por la Policía Local en un piso en la calle Chiquita 14, bloque ocupado desde hace siete meses y que pertenece a la sociedad municipal Ensanche 21. En el fallo, al que ha tenido acceso EL CORREO, se estima que «no ha podido acreditarse que el denunciado ocupara la casa ni se haya mantenido en la vivienda en contra de la voluntad del dueño». El Ayuntamiento recurrirá a la Audiencia Provincial de Álava.

Ya en la vista, desarrollada hace dos semanas, el encausado negó vivir en el bloque o haber participado en su ocupación. Dijo que pernoctó allí sólo una noche tras participar en una «fiesta» y que una amiga, de la que no dio más que el nombre, «me dio las llaves». El veinteañero recordó asimismo que reside en casa de sus padres en una localidad guipuzcoana. A estos puntos se refiere la titular de Instrucción 3. «Permaneció apenas unas horas, pues después de tener conocimiento por parte de los agentes municipales» -que le despertaron a la mañana siguiente- «de que la vivienda estaba ocupada, se marchó».

«Estancia esporádica»

En base a esto, la titular considera que lo único cierto «es que se encontraba en el domicilio el día 31 de marzo». Pero nada acredita, según la resolución, que «antes de esta fecha ni después, el denunciado estuviera. En el mejor de los casos es una estancia esporádica y sin vocación de permanencia». Los agentes locales que testificaron coincidieron en que el chico «dijo que vivía ahí».

En este punto, la sentencia insiste en la falta de evidencias de que el procesado «fuera la persona que entrara en la casa, forzando la puerta y cambiando la cerradura». Ese hecho violento ocurrió en abril. Tampoco considera la jueza que «conociera que la vivienda estuviera ocupada, ni consta que la agencia» -por Ensanche 21- «efectuara requerimiento, haciéndole saber que la vivienda era de su propiedad».

A finales de octubre, el Juzgado de Instrucción 2 sí ordenó el desalojo de dos jóvenes identificados en idénticas circunstancias en otro bloque municipal, en Cuchillería 92.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos