Absuelven al exdirector de una sucursal de Labastida de llevarse 1,2 millones de euros

E. C. VITORIA.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Vitoria ha absuelto al exdirector de una oficina bancaria en Labastida de la acusación de apropiarse de 1,2 millones de euros de clientes entre 2003 y 2010. En la sentencia, el magistrado considera que no se han aportado pruebas suficientes para demostrarlo.

Los hechos se destaparon en 2010 cuando Kutxabank detectó «una supuesta operativa irregular» en esa sucursal. La misma consistía en «desviar fondos y emitir cheques para después cobrarlos», así como una «supuesta formalización irregular de depósitos a plazo». En enero de 2011, la entidad bancaria se querelló contra el director. Le acusó de estafa, apropiación indebida y falsedad documental. En ese momento, este hombre y su esposa, «plenamente conocedores de la situación» según la acusación, disolvieron la sociedad de gananciales que regía su matrimonio y pusieron todos sus bienes a nombre de la mujer, a excepción de parte de un plan de pensiones.

No obstante, el juzgado de lo Penal número 1 de Vitoria le ha absuelto porque «lo que consta son conjeturas. La jurisdicción penal es de pruebas no de hipótesis». El juez argumenta que constatar que la existencia de «contratos totalmente simulados» requiere de un «respaldo documental». Pero, durante la fase de instrucción y el juicio no se presentaron «elementos que se entendían incriminatorios». Tampoco «consta» quién es el titular de la cuenta a la que iba el dinero de los depósitos. «No corresponde a este juzgado suplir las lagunas de la investigación sumarial», puntualiza el magistrado en su fallo.

Fotos

Vídeos