6.227 reinas de avispa asiática caen en las trampas de Álava

En la naturaleza, los nidos de avispas asiáticas suelen localizarse entre las ramas de los árboles.
En la naturaleza, los nidos de avispas asiáticas suelen localizarse entre las ramas de los árboles. / E. C.

La Diputación, con la ayuda de apicultores, ha desarrollado durante tres meses una campaña especial para reducir la presencia de esta especie invasora

Nuria Nuño
NURIA NUÑO

En los últimos años, la presencia de la avispa asiática se ha multiplicado en el territorio alavés. Las cifras hablan por sí mismas. La Diputación Foral de Álava retiró 355 nidos el pasado año frente a los 170 del anterior y los 24 que se detectaron en todo 2014. La presencia de esta especie invasora se ha convertido, por lo tanto, en un problema que ha obligado a tomar una serie de medidas al objeto de reducir el número de ejemplares al mínimo posible. En este sentido, el Departamento de Medio Ambiente, en colaboración con los apicultores alaveses, ha desarrollado en los últimos meses una campaña especial para la caza de reinas de 'vespa velutina'.

La Diputación alavesa y la Obra Social La Caixa han presentado este lunes los resultados del programa especial de trampeo llevado a cabo durante los meses de marzo, abril y mayo. Éste ha permitido atrapar a un total de 6.227 avispas reinas, que son las que, posteriormente, elaboran los nidos de esta temporada. «La campaña de captura de avispas reinas mediante trampas ha arrojado un éxito importante y hemos capturado incluso más ejemplares de los previstos», ha celebrado el diputado foral de Medio Ambiente, Josean Galera. Éste ha matizado que «aún queda una segunda fase de trampeo –esta vez no sólo para avispas reinas, también para obreras- que llevaremos a cabo a partir de septiembre», ha anunciado.

Aunque todavía queda completar el estudio con informes meteorológicos y geográficos, entre otros; así como concluir la campaña después del verano, «los resultados de esta primera fase nos hacen pensar que hemos logrado disminuir la futura presencia de nidos de esta especie invasora», ha subrayado Galera.

El diputado foral de Medio Ambiente ha ofrecido estos datos durante la presentación del convenio con la Obra Social La Caixa que ha permitido financiar esta campaña de lucha contra la avispa asiática. «Con la renovación de este convenio, pretendemos reforzar y combinar la investigación, el medio ambiente y la salud humana», ha señalado Ángel Garabieta, director de área de negocio de CaixaBank en Alava.

Trampas por toda la provincia

La avispa asiática es una especie invasora que supone una importante amenaza para las abejas y otros insectos polinizadores. Desde su llegada a Álava, en septiembre de 2012, su presencia ha aumentado de forma exponencial, como indica el creciente número de nidos que se retiran cada ejercicio.

Por esta razón, las trampas se han distribuido por toda la provincia, pero han sido las zonas donde la presencia de nidos fue más abundante el año pasado donde se han colocado más cebos. «Hemos realizado este trampeo justo después de que las avispas reinas despertaron de su letargo invernal y en el período en que ellas solas deben de construir el nido primario, y criar y alimentar a las primeras obreras», ha explicado Amaia Barredo, directora foral de Medio Ambiente y presidenta de la Mesa de control de la Vespa Velutina en la que forman parte y se coordinan los departamentos competentes de la Diputación (Medio Ambiente, Agricultura, Bomberos, Equilibrio Territorial y Administración Foral), los Bomberos Forales de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

«Esperamos mantener el optimismo sobre esta experiencia piloto al final de la campaña en nuestro objetivo de minimizar el impacto en Álava de esta especie invasora, tanto en la disminución de la producción apícola como en la biodiversidad», ha concluido Josean Galera.

Fotos

Vídeos