El Correo

Las Juntas de Álava aplazan la decisión sobre los díscolos de Podemos

  • Tres procuradoras de la formación morada han pedido que se aparte a sus excompañeros que han sido expulsados del partido

La Mesa de las Juntas Generales de Álava ha decidido este martes «estudiar de manera detenida» la solicitud presentada por tres procuradoras del grupo Podemos solicitando la separación del mismo de Javier Bizarro, Juan José Celorio, Koldo Martín y Daniel Trujillano, los cuatro junteros que han sido expulsados de la disciplina del partido después de que en diciembre se saltaran la disciplina de la formación y, en lugar de abstenerse, votaran en contra del presupuesto foral.

El pasado jueves, la Comisión de Garantías Estatal de la formación morada ratificó por unanimidad la expulsión, una vez estudiados los recursos presentados por los díscolos cuando en mayo se les comunicó inicialmente su expulsión. A continuación, tres junteras pidieron a la Mesa de las Juntas que apartaran a sus ya excompañeros. El órgano de dirección de la Cámara alavesa, «teniendo en cuenta los trámites administrativos que generaría cualquier modificación en este sentido», ha optado por analizar la petición «trasladando su decisión definitiva a una reunión posterior».

Podemos, además de ratificar su expulsión, exigió a los junteros que entreguen sus actas, como se recoge en el «código ético que firmaron en su día». Sin embargo, los cuatro afectados todavía no han decidido si lo harán o pasarán a formar parte del Grupo Mixto. Este está integrado actualmente por dos miembros: el independiente Miguel Ángel Carrera, cesado de Ciudadanos, y el representante de Irabazi, José Damián García. Si los cuatro junteros díscolos se suman a él, el grupo juntero de Podemos quedaría con solo cuatro representantes.

La fractura del grupo de Podemos en las Juntas se evidenció a finales del año pasado cuando cinco de los ocho procuradores rechazaron abstenerse en la votación de los presupuestos forales de 2017 como defendían sus otros tres compañeros, respaldados por la dirección de la formación morada en Euskadi.

El 23 de diciembre se consumó esta división en el pleno de debate de los presupuestos de la Diputación alavesa (PNV-PSE-EE) cuando cuatro de los cinco junteros críticos (una está de baja laboral) votaron «no» a las cuentas, mientras que los otros tres «oficialistas» se abstuvieron, por lo que la dirección de Euskadi les abrió un expediente sancionador, que resolvió la semana pasada el Comité de Garantías nacional al expulsarlos. Podemos considera que Koldo Martín, Daniel Trujillano, Juanjo Celorio y Javier Bizarro, al haber sido dados de baja como militantes, «no pueden seguir representando a las siglas por las que fueron elegidos» y, tal y como recoge el Código Ético que firmaron en su día, deben entregar sus actas de junteros.

El miércoles estos cuatro junteros darán a conocer en una rueda de prensa qué decisión adoptarán.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate