El Correo

Cortan la luz a los okupas de Pintorería y la calle Chiquita

Momento en el que los técnicos de Iberdrola cortan la luz.
Momento en el que los técnicos de Iberdrola cortan la luz. / Rafa Gutiérrez
  • Técnicos de Iberdrola, escoltados por patrullas de la Policía Local, proceden a cortar el suministro de los pisos municipales

Técnicos de Iberdrola, escoltados por patrulleros y agentes del GPA de la Policía Local de Vitoria, han procedido este martes a cortar el suministro eléctrico a las viviendas propiedad de Ensanche 21 que están habitadas por okupas en las calles Pintorería y Chiquita. En ambos casos, la discreta operación ha transcurrido con normalidad y sin incidentes. Fuentes municipales han apuntado que la Policía Local ha acudido a las viviendas a requerimiento de Iberdrola, pero no han detallado aún de qué organismo ha partido la orden de cortar el suministro a los pisos.

Un portavoz autorizado de Iberdrola ha informado a EL CORREO que el motivo del corte del suministro es doble. «Por un lado, es una cuestión de seguridad, al estar enganchados ilegalmente pueden producirse accidentes, y por otro, están enganchados irregularmente a la luz, no pagan por ella, y eso es un fraude que nos obliga a tomar decisiones». Ensanche 21, el propietario legal de los inmuebles, ya les dio de baja hace dos meses cuando descubrió que habían sido ocupados.

Las viviendas a las que se ha dejado sin luz son dos bloques propiedad del Ayuntamiento de Vitoria, concretamente, de la sociedad municipal Ensanche 21, que han sido rehabilitadas en los últimos meses y se pretenden sacar a la venta este mismo verano. Fueron ocupadas por jóvenes el pasado mes de abril. Al tener constancia de ello, el Gabinete Urtaran puso en marcha la maquinaria judicial para conseguir el desalojo que permita su venta a jóvenes de entre 18 y 31 años que lleven tres años empadronados en Vitoria, tal y como se especifica en las bases para la enajenación de los pisos.

El corte de suministro viene precedido de una operación en el barrio de Errekaleor, un distrito completamente en manos de un grupo okupa de un centenar de integrantes. En aquella operación se esgrimieron razones de seguridad para cortar totalmente la energía del barrio.

En este caso, el corte se ha llevado a cabo por los técnicos de la operadora energética en las viviendas concretas que constan como ocupadas. Unos 45 minutos después de iniciarse la operación ha concluido sin incidentes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate