El Correo

Un vitoriano ‘supermagnífico’

Gorka Areta con el presentador del programa, Jordi Hurtado.
Gorka Areta con el presentador del programa, Jordi Hurtado.
  • Gorka Areta supera los 70 programas en el concurso ‘Saber y Ganar’ de Jordi Hurtado y ya acumula 48.000 euros

«Solía ver el programa desde casa y me di cuenta de que acertaba preguntas que muchas veces ni los propios concursantes acertaban. Pensé en intentarlo pero no tenía expectativas de superar el primer programa». Así empieza la historia de Gorka Areta, un vitoriano que pasó de ver a Jordi Hurtado desde el sofá de casa a bromear con él en persona. Licenciado en Marketing y diseñador de webs, Areta inició este viaje con una carta que envió al programa en 2013. Paso a paso, a lo largo de cuatro años, Areta ha ganado alrededor de 48.000 euros en los más de 70 programas de ‘Saber y ganar’ que ha superado.

Tras realizar un casting telefónico, que superó sin complicaciones, dio el salto al plató. 21 programas y más de 7.000 euros le convirtieron en un concursante ‘magnífico’, reconocimiento que sólo nueve afortunados consiguieron aquel 2013. «No esperaba llegar tan lejos, fue todo un logro para mi», recuerda. Ese título le abrió las puertas para participar en un especial del programa de La 2 junto a los ocho ganadores restantes. Acabó primero; ‘supermagnífico’ del 2014. «Este año se cumple el veinte aniversario de ‘Saber y Ganar’ y se ha dado la oportunidad de volver a participar a los ‘supermagníficos’ de cada año, siempre y cuando no hubieran superado los cien programas».

Una cita muy complicada. El nivel de los concursantes es muy alto. «Estamos hablando de los mejores de entre los mejores», refuerza el vitoriano. Pero se queda con el ambiente que se respira en las grabaciones. «Es excelente. Mi experiencia en el programa está siendo muy buena. He hecho muchos amigos gracias a ‘Saber y Ganar’. Obviamente es una competición en la que todos queremos vencer a nuestros contrincantes pero siempre desde el respeto y con una competitividad sana».

Desde el primer día se ha sentido cómodo y arropado por el equipo del programa. «Todos intentan que te sientas lo más a gusto posible, el trato fue y sigue siendo inmejorable». De hecho, recuerda que los nervios que han traicionado a muchos de sus compañeros en la grabación del primer programa, no consiguieron vencerle a él. «En mi caso fue como estar concursando desde casa. Al llegar al plató pensaba que iba a ponerme mucho más nervioso de lo que en realidad me puse».

Un equipo ‘en familia’

Que el equipo de este veterano concurso sea relativamente pequeño, asegura, es de gran ayuda para los primerizos en el mundo televisivo. «Por un lado está el presentador, y por el otro el director junto con los regidores, cámaras, guionistas y demás. Todo se organiza en pequeño comité y en un ambiente familiar».

A pesar de su templanza en las diferentes pruebas que componen el programa, confiesa que la llamada ‘Calculadora humana’ (operaciones matemáticas contrarreloj) es la más complicada. «En esta prueba es necesario practicar el cálculo mental por tu cuenta. En las demás, por el contrario, es blanco o negro, es decir, sabes la respuesta o no la sabes».

Este diseñador de webs apunta como clave del éxito a la lectura. Él es un lector empedernido. «Me ha ayudado a adquirir una gran variedad de conocimientos. Igualmente, es importante tener memoria para poder retener la información y yo puedo decir que tengo esa facilidad».

En este sentido, en su paso por el programa ha conseguido destacar como uno de los más rápidos y hábiles en una prueba que gusta mucho a los telespectadores: ‘La parte por el Todo’ (obliga a relacionar las pistas que da Jordi Hurtado con el bagaje de conocimientos en los diferentes ámbitos y temas que tenga el concursante). «Definitivamente, una vivencia única», zanja.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate