El Correo

La falta de acuerdos sobre el convenio dispara la tensión entre los sindicatos y Urtaran

Trabajadores municipales, encerrados en San Martín.
Trabajadores municipales, encerrados en San Martín. / B. Castillo
  • El comité denuncia ante la Inspección de Trabajo el «fraude de ley» que comete el Ayuntamiento al contar con un millar de trabajadores interinos

La tensión entre el Gabinete de Gorka Urtaran y el comité de empresa del Ayuntamiento sigue en aumento. Tras dos semanas de encierro en las oficinas municipales de San Martín, manifestaciones diarias en la plaza de España y protestas en varias actos públicos donde participaban representantes del Gobierno local, los sindicatos han dado un paso más para forzar que se reactive la negociación del convenio donde las posturas siguen muy alejadas.

Las centrales denunciaron ayer ante la Inspección de Trabajo que el Consistorio vitoriano está cometiendo un «fraude de ley» por disponer de cerca de un millar de empleados con contrato de interinidad desde hace una media de quince años. En este sentido, los portavoces del comité pusieron el ejemplo de Michelin-Vitoria, que tendrá que hacer fijos a 137 eventuales porque no existir justificación para no ser de carácter indefinido.

Un órdago que viene en medio de un importante desencuentro con el alcalde Gorka Urtaran. Porque, desde hace varios días, los sindicatos del Ayuntamiento reclaman una reunión con el regidor para exponerle de forma directa sus quejas sobre la falta de avances en la negociación del convenio. Algo que no han conseguido y, por eso, todos los grupos de la oposición (PP, EH Bildu, Podemos e Irabazi) se han unido para exigir una comparecencia extraordinaria del alcalde para que explique cuáles son sus motivos. Las cuatro formaciones consideran inaceptable que se esté generando una crispación innecesaria.

De momento, quien ha hablado es la concejala delegada de Función Pública, la jeltzale Jaione Aguirre, que acusó a los miembros del comité de plantear en la mesa de negociación unos requisitos «que no son realistas. Sus reclamaciones actuales no respetan lo que nos marca la Ley de Presupuestos y otras normativas», aseguró ayer mientras un buen número de funcionarios se manifestaba en Los Arquillos, a escasos metros de ella.

El Gabinete Urtaran señala que sería ilegal realizar incrementos salariales superiores al 1% y convocar una oferta pública de empleo (OPE) superior a 200 plazas. Los sindicatos, por su parte, replican que al inicio de la presente legislatura el equipo de gobierno les planteó una subida del 5% en tres años.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate