El Correo

Una deflagración en la cocina de un bar de la calle Badaia deja un herido

El bar Gredos está en la confluencia de Badaia y la plaza Aldabe.
El bar Gredos está en la confluencia de Badaia y la plaza Aldabe. / Jesús Andrade
  • Sobre las 9.30 horas, una gran bola de fuego ha arrasado la cocina del bar Gredos alcanzando al cocinero, que ha sido trasladado a Cruces en helicóptero

Eran las 9.30 de la mañana de este miércoles cuando, por causas que se desconocen, una bola de fuego arrasaba la cocina del bar Gredos, situado en la calle Badaia, y hería de gravedad al cocinero del local. La deflagración ha alcanzado de lleno al joven, de 24 años, que ha sido trasladado a la unidad de Grandes Quemados del hospital de Cruces en helicóptero.

Al parecer, había una gran concentración de butano en el local y, al encender un llama, se ha producido la llamarada. No ha habido explosión, por lo que no hay daños estructurales en el edificio. De hecho, salvo por la persona herida, los daños provocados no son reconocibles desde la calle.

Pin, hermano de la víctima, ha atendido llamadas en la entrada del establecimiento durante gran parte de la mañana. «Mi madre y mis primos quieren saber si está bien, se lo han llevado a Cruces porque tenía quemaduras en los brazos y la frente», explicaba el joven de origen chino. Alrededor de las 11.00 horas, ha accedido al interior del establecimiento junto a otro familiar para comprobar el estado de la cocina, donde apenas ha habido daños materiales. En el momento de la deflagración, Pin atendía la barra mientras su hermano cocinaba, por lo que puedo alertar con rapidez a los servicios de emergencia.

Andrea, de la Panadería San José, ha sido testigo del gran despliegue de servicios de emergencia que se han desplazado hasta el local para evacuar al herido y asegurar la zona. «No hemos escuchado ningún estallido, lo que ha llamado nuestra atención han sido los coches de policía y las ambulancias», explicaba.

La clientela del bar El Ensanche seguía lo ocurrido en el incendio de la torre Grenfell, en Londres, en televisión. El teléfono del propietario no dejaba de sonar: sus amigos y conocidos querían saber si se encontraba bien y si el incendio había ocurrido en su cocina. «Han acordonado la zona y pedido a la gente que se apartara y no encendiera cigarrillos», describía Iñaki mientras desayunaba en la barra. «Se ha subido a la ambulancia por su propio pie, pero estaba grave», señalaba Loti. Después, lo han trasladado a Cruces desde el helipuerto de Txagorritxu. Según fuentes de Osakidetza, sus heridas son superficiales, evoluciona favorablemente y es probable que este jueves le den el alta hospitalaria.

Conforme transcurría la mañana, el entorno de la plaza Aldabe ha ido recuperando la normalidad a la espera de recibir noticias sobre el estado del cocinero, herido de gravedad. Otros negocios cercanos como el taller de bicicletas Lokoloka o la tienda de ropa Trium conocían lo ocurrido después de abrir sus puertas a partir de las 10.00 horas. «Los chicos no llevan ni un mes al cargo del bar», destacaban.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate