El Correo

Asestan tres puñaladas a un joven en una trifulca en el Casco Viejo de Vitoria

Ertzainas controlan la zona de la calle Santo Domingo donde se produjo el apuñalamiento.
Ertzainas controlan la zona de la calle Santo Domingo donde se produjo el apuñalamiento. / E. C.
  • La Ertzaintza busca al sospechoso de acuchillar a un chico de 18 años que fue hallado tendido en el suelo y con la pleura perforada, aunque no se teme por su vida

La reiteración en las idas y venidas de los coches patrulla no presagiaba nada bueno. A lo largo de toda la tarde de ayer, la Ertzaintza visitó hasta en tres ocasiones diferentes la calle Santo Domingo, una zona controlada por el clan de los ‘bartolos’ en el Casco Viejo de Vitoria. En las dos primeras, las intervenciones de los uniformados quedaron en nada. Un par de conatos de trifulca entre varios componentes de este famoso clan y un grupo de jóvenes desconocidos. Algunos gritos, amenazas diversas y cada uno por su lado. Pero fue la tercera llamada, hacia las 19.00 horas y con la zona atestada de paseantes, la que encendió todas las alarmas.

Las patrullas encontraron tendido en el suelo, y malherido, a un chico de origen magrebí. Presentaba varias heridas en ambos costados, a la altura del pecho. El posterior examen médico descubrió hasta tres puñaladas. Dos en el lado izquierdo y otra más en el derecho. El problema es que una de las cuchilladas perforó la pleura del chico, de sólo dieciocho años. Tuvo que ser evacuado de urgencia al hospital Santiago por una ambulancia medicalizada.

En principio, no se teme por su vida, aunque el chaval podría sufrir un hemoneumotórax. Es decir, una acumulación de aire exterior y de sangre en esta membrana que envuelve a los pulmones.

Los primeros testimonios recogidos por la Ertzaintza apuntaron a una pelea entre dos chicos de origen magrebí. La víctima estaría emparejada con una joven integrante de los ‘bartolos’. Se desconocen aún los motivos, pero él y el presunto agresor comenzaron a reñir. En un momento dado, el segundo sacó un objeto punzante -quizá un punzón o un pequeño cuchillo- y supuestamente le asestó las puñaladas. Dos a la izquierda y una a la derecha.

«Abandonado»

Testigos y fuentes policiales consultadas por EL CORREO aseguraron que la joven integrante de los ‘bartolos’, para protegerle ante la posibilidad de que prosiguiera la agresión, trató de meterle en el portal del bloque en el que reside este clan. Sin embargo, siempre según estos mismos medios, sus familiares «lo impidieron» y el chico fue «abandonado» en el suelo.

Allí lo encontraron los agentes. Las primeras declaraciones recogidas hablaban de un «joven magrebí, rubio y alto» como presunto responsable del acuchillamiento. Las patrullas empezaron a peinar las zonas aledañas. Calle por calle. En Badaia dieron con un individuo que se ajustaba como un guante a la descripción. Se trataba además de «un conocido», tanto para la Ertzaintza como para la Policía Local. Este hombre accedió a ir a Santo Domingo, donde varios ‘bartolos’ y testigos negaron que se tratara del supuesto autor del brutal ataque.

Al cierre de esta edición, las patrullas de la Policía autonómica todavía proseguían con la búsqueda del sospechoso. El posterior cotejo de las heridas del chaval acuchillado, que deberá permanecer varias jornadas internado en el hospital Santiago, podría elevar la graduación de los hechos producidos a un intento de homicidio en el supuesto más grave.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate