El Correo

«Preocupación» vecinal por el repunte del «'supermercado de la droga' de Zaramaga»

  • Los residentes de este barrio se quejan de la poca presencia policial en un establecimiento «especializado» en despachar hachís y cannabis

«Desde hace unas semanas no se ven uniformes por aquí. Antes venían casi a diario y, al menos, contribuyeron a que bajara la actividad. Pero sin esas redadas ha vuelto la venta de sustancia. Quizá hasta venden más que antes». El análisis lo comparten varios vecinos de Zaramaga y se refieren al «supermercado de droga más activo» del barrio, un bar presuntamente «especializado» en despachar hachís y cannabis a pie de barra, según medios policiales. Un detalle revelador, sus primeras actas en la comisaría de Aguirrelanda datan de hace nada menos que un lustro.

Los cuatro juzgados de Instrucción de Vitoria, así como los dos de Penal, cuentan con algún expediente relacionado con este local hostelero. La Fiscalía de Álava ha meditado pedir su clausura en varias ocasiones. Sin embargo, al no pillarse jamás a los dueños esa vía legal resulta «inviable».

«Basta con sentarse unos minutos en algún banco cercano para percatarse de la gente que entra, permanece apenas un par de minutos y sale», pormenoriza una residente en un bloque de la misma calle. Presuntamente, esta clientela adquiere pequeñas dosis de hachís o cannabis. Un flujo «constante» que reportaría pingües beneficios a los responsables reales del establecimiento. «¿Tanto le cuesta al Ayuntamiento mandar a la Policía Local a pasarse por aquí, vigilar un poco y si ven algo sospechoso registrar el local?», requiere otro residente.

Un férreo sistema de vigilancia ha limitado a pequeñas aprehensiones de droga en cada entrada policial. Porque siempre hay vigías en las dos puertas del bar. Hasta ahora, sólo han caído «peones», los encargados de despachar la droga.

Durante el primer trimestre de este año, cuando mayor presión policial hubo, se sucedieron los arrestos de supuestos ‘camellos’. Todos eran de origen magrebí y, curiosamente, habían llegado a Vitoria desde Alcorcón. Los agentes no tienen duda de que hay una red especializada. «A todos los vendedores de droga que se ha pillado en ese local les representa siempre el mismo abogado», comparten.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate