El Correo

La pasión por los aviones puede a Imanol Estévez

Pedro Fernández de Retana, el instructor, cedió el control de la aeronave a Imanol Estévez en este vuelo especial.
Pedro Fernández de Retana, el instructor, cedió el control de la aeronave a Imanol Estévez en este vuelo especial.
  • El vitoriano de 24 años, ciclista profesional del Murias, cuelga la bicicleta para dedicarse a la aviación. El pasado día 24, con El Correo como invitado, tomó por primera vez los mandos de una avioneta

Tenía claro que en la aviación estaba su futuro profesional. Y ha dado el paso. El vitoriano Imanol Estévez, protagonista del reportaje publicado este domingo por EL CORREO, con el título 'Imanol toma los mandos por primera vez' ha decidido, a sus 24 años, abandonar el ciclismo profesonal para dedicarse enteramente a su formación como piloto. Imanol ejerció como tal por primera vez el pasado día 24, en un vuelo de exhibición para dos periodistas de este periódico por el cielo alavés. Durante el citado reportaje no ocultaba su pasión por este mundo y, de hecho, forma parte del equipo de alumnos que se preparan para obtener una primera licencia de piloto privado en el Aeroclub Heraclio Alfaro.

Imanol ha difundido esta mañana a través de las redes sociales una carta en la que da a conocer su decisión y agradece a su equipo actual, el Euskadi Basque County-Murias Taldea, «la oportunidad» que le ha dado durante estos años. El joven deportista fue elegido por el instructor Pedro Fernández de Retana para el citado vuelo con EL CORREO por su pasión. Desde crío, reconocía el propio Imanol, ha visto «aterrizar y despegar aviones en Foronda». Su pasión le lleva, además, a permanecer continuamente a simuladores de vuelo de gran realismo que le permiten manejar de manera virtual grandes aeronaves y aterrizar en los aeropuertos más importantes del mundo. «Pero nada es como esto; nada como un vuelo real», reconocía en el reportaje realizado por este periódico. ¿Sus primeras sensaciones? «El avión pesa, está duro, lo sientes absolutamente todo».

Imanol, que cumplía su tercera campaña en el Murias Taldea, ha indicado manifiesta en su carta que hoy «no es un día triste» para él «sino todo lo contrario». Porque, añade, «desde hacía tiempo no estaba disfrutando con lo que hacía, ni tenía ilusión por mi trabajo». El joven ciclista confiesa que «ha llegado el momento de poner punto y final a una etapa» de la que se siente «muy orgulloso» y en la que ha vivido «experiencias inolvidables». Imanol Estévez subraya que comienza una nueva etapa «ilusionante en la aviación», a la que se dedicará de manera profesional. Por delante tiene varios meses de formación para obtener una primera licencia de piloto privado. Después deberá entrar en otra fase, aún más larga, para conseguir la titulación como piloto comercial.

El Euskadi Basque Country-Murias Taldea ha agradecido al ciclista «su dedicación durante estos años» y le ha desea «la mejor de las suertes para el futuro». El alavés fue uno de los más destacados en la categoría sub-23 y en el curso 2014 fue el ciclista menor de 23 años con más victorias de la temporada, un total de once.

El año pasado logró su primera victoria como profesional en la primera etapa de la Vuelta al Alentejo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate