El Correo

La mayor subasta inmobiliaria de Vitoria oferta 40 lonjas valoradas en 2,2 millones

Gráficas Isasi, en la calle Los Herrán, es uno de los locales que se subastan.
Gráficas Isasi, en la calle Los Herrán, es uno de los locales que se subastan. / Blanca Castillo
  • Una firma especializada intenta «desatascar el mercado» con esta apuesta por «precios competitivos» y que aspira a colocar «el 55%» de ellos el martes

El bar ‘Vitoria’, otrora templo del kinito localizado en un extremo de la Herrería, por 90.000 euros. Los 512 metros cuadrados del primer centro andaluz Séneca, en El Pilar, a cambio de 100.000 euros. Éstas son dos de las ofertas incluidas en la mayor subasta de lonjas de la historia reciente de Vitoria. Una inmobiliaria local, a través de una firma especializada internacional, ha puesto «precios competitivos» a cuarenta locales desperdigados por todos los rincones del casco urbano y que ahora sólo crían telarañas. Esta rebaja tiene fecha límite; el martes, cuando se desvelará su efectividad.

Se trata de una propuesta inédita por estos lares, pero habitual en otros puntos de la geografía nacional. La agrupación de inmuebles con el cartel de ‘Se vende’ –«ninguno» procedente de procedimiento jurídico alguno– permite a los promotores concentrar sus esfuerzos en unos pocos días. El monto total de los locales en liza –que se despachan por separado– alcanzaría los 2,2 millones de euros con los importes de salida. Siempre que se vendieran todos, claro está.

Las previsiones manejadas por los promotores son, en cambio, bastante más modestas. «Por nuestra experiencia en otros procesos similares, se suele colocar en torno a un 55% de los locales», asevera Juan Alcázar, director general de Uon Iberia, la compañía especializada que capitaliza este proceso.

Ante la imposibilidad de dar salida a estos inmuebles, la promotora vitoriana Neinor acudió a ellos. Su primer consejo apuntó en una única dirección; la rebaja de los valores de venta. «Queremos desatascar el mercado», anuncia Alcázar. «La propietaria cede en el precio porque quiere liberarse de esas posesiones en un espacio corto de tiempo». Tan corto que el martes se conocerá el alcance de esta puja inédita. Ese día, un notario abrirá los sobres con las ofertas económicas presentadas por los interesados. La mayor en cada caso, siempre que supere el coste mínimo, recibirá las llaves.

La plancha de opciones inmobiliarias incluye enclaves en barrios tan dispares como El Pilar, Centro, Salburua, Zabalgana, Zaramaga, Betoño, Adurza, Coronación, Judimendi o Casco Viejo. «De momento, más de un centenar de personas se ha comunicado con nosotros y hasta la fecha hemos realizado 180 visitas entre los cuarenta locales», apostilla el máximo responsable de Uon Iberia.

Para comerciantes

¿A quién ha cautivado esta macrosubasta? «El perfil más repetido es el de un profesional que ya tiene negocio y espera abrir uno en breve. Quien ya tiene actividad lo hace en régimen de alquiler y ahí se le abre una oportunidad de hacerse con una lonja», disecciona Alcázar, acostumbrado a lidiar con este sistema a lo largo y ancho del país.

Los locales se venden «como están». Es decir, «unos pueden abrir sus puertas desde ya, otros precisan reformas importantes», asume. Por eso, el abanico de precios es amplio. El más barato se encuentra en la calle Eulogio Serdán. Por un mínimo de 9.000 euros se ofrece un pequeño inmueble de treinta metros cuadrados. Para hallar el polo opuesto hay que moverse hasta la trasera del Artium, donde un local de 587 metros cuadrados sale a puja por 175.000 euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate