El Correo

EH Bildu pide al Parlamento vasco que recurra el informe que permite reabrir Garoña

Vista de la central nuclear de Garoña.
Vista de la central nuclear de Garoña. / Avelino Gómez
  • La coalición abertzale sostiene que deben emplearse «todas las vías posibles para el cierre definitivo» de la central nuclear»

EH Bildu ha solicitado este martes a la Mesa del Parlamento vasco que interponga un recurso administrativo para dejar sin efecto el dictamen del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que avala la reapertura, bajo una serie de condiciones, de la central de Garoña. El informe, que se hizo público el pasado 8 de febrero, se mostró favorable a que la planta reanudara su actividad si se procedían a acometer una serie de inversiones y se realizan revisiones periódicas en materia de seguridad, entre otras cuestiones.

Días antes, el Parlamento vasco había aprobado una iniciativa en la que reclamaba de nuevo el cierre definitivo de Garoña y pedía a los servicios jurídicos un informe sobre el margen de actuación de la Cámara de Vitoria en relación a posibles acciones jurídico-administrativas a emprender para lograr el cierre definitivo de Garoña.

A este respecto, la coalición abertzale considera que es una «obligación» emplear «todas las vías políticas posibles para lograr el cierre definitivo» de la planta burgalesa, ubicada a solo 40 kilómetros de Vitoria. En este sentido, Mikel Otero, parlamentario de EH Bildu, ha dado a conocer este martes el contenido de ese informe jurídico, que reconoce la «legitimidad» de la Cámara vasca en este asunto y desgrana tres vías para frenar la vuelta a la actividad de la central. «Sería un acto de irresponsabilidad dejar pasar esta oportunidad sin hacerlo -ha asegurado-. El informe da pie a actuar y dejar sin efecto el dictamen del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN); desactivarlo imposibilitaría la reapertura de Garoña», ha subrayado.

Recursos

La primera posibilidad consiste en presentar un recurso administrativo contra el informe del CSN del 8 de febrero. El margen para hacerlo finaliza en los próximos días, por lo que la coalición abertzale ha trasladado este tema a la Mesa con la esperanza de lograr el apoyo de PNV, Elkarrekin Podemos y PSE y, en consecuencia, dar así luz verde a la interposición del recurso.

En caso de que esta vía fracasara, se pasaría a la judicial con un recurso contencioso-administrativo y, si esa posibilidad tampoco logra prosperar, el Parlamento vasco aún podría presentar un recurso de reposición contra la hipotética orden ministerial de autorización de prórroga a la central y, si fuera necesario, acudir de nuevo a la vía judicial.

De forma paralela, Otero ha anunciado que el eurodiputado de EH Bildu Josu Juaristi estudia si la posible reapertura de la central vulneraría la normativa comunitaria. Por último, ha llamado a secundar la manifestación, convocada por Araba sin Garoña, que este sábado, 18 de marzo, recorrerá las calles de la capital alavesa para exigir el cierre y desmantelamiento de la central nuclear burgalesa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate