El Correo

La 2 programa para esta noche 'Cuerda de presos', basada en la vida del Sacamantecas

Fotograma de la película en la que aparece Juan Díaz de Garayo conducido por dos Guardias Civiles.
Fotograma de la película en la que aparece Juan Díaz de Garayo conducido por dos Guardias Civiles.
  • La película, inspirada en una novela de Tomás Salvador, cuenta el traslado del peligroso criminal alavés desde el pueblo leonés donde había sido capturado hasta Vitoria, donde lo llevan a juzgar

La 2 de Televisión Española emitirá esta noche (21.55 horas) 'Cuerda de presos', película basada en la novela homónima de Tomás Salvador (1953, premio Nacional de Literatura), y que tiene como protagonista al asesino en serie alavés Juan Díaz de Garayo, conocido como el Sacamantecas, que causó el terror en Álava a finales del siglo XIX.

  Este drama rural constituye la mejor película del prolífico director Pedro Lazaga. Aunque no se ciñe a la realidad de los hechos, ya que Díaz de Garayo fue detenido en Vitoria, la película se sitúa en 1880, cuando una pareja de la Guardia Civil tiene que trasladar al peligroso criminal desde el pueblo leonés de Murias de Paredes donde había sido capturado hasta Vitoria, donde lo van a juzgar. El camino ha de hacerse a pie, a través de un terreno áspero y abrupto por la España profunda. Aunque con moraleja final, constituye un excelente retrato de personajes con una hermosa fotografía en blanco y negro a cargo de Manuel Berenguer.

En la cinta aparecen algunas secuencias rodadas en la capital alavesa en los años 50, como es el caso del Palacio de la Diputación Foral de Álava.

Al comienzo del viaje la pareja desconoce la verdadera identidad del preso, sin embargo en mitad del trayecto se enteran de que en realidad se trata del famoso asesino en serie vitoriano apodado el 'Sacamantecas'. Las crónicas de la época, a cargo de Becerro de Bengoa, indican que Juan Díaz de Garayo, personaje nacido en Eguilaz (Álava) en 1821, que violó y mató a seis mujeres, murió el 11 de mayo de 1881, ejecutado en público, a garrote vil, en el Polvorín Viejo ante la expectación de un pueblo tras haber sido atemorizado durante una década.

   

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate