El Correo

Encapuchados arrancan placas de calles franquistas de Vitoria y las dejan ante la sede del PNV

video

Las placas de las calles han aparecido frente a la sede del PNV en Vitoria. / IOSU ONANDIA

  • Son seis señales metálicas y otras plastificadas dedicadas a José Lejarreta, los obispos Ballester y Bueno Monreal, Pedro Orbea, Vicente Abreu y Luis María Uriarte

Quienes han pasado esta mañana ante la sede del Partido Nacionalista Vasco (PNV) en Vitoria, ubicada en la plaza de la Virgen Blanca, en pleno centro, se han sorprendido al ver amontonadas, frente a la puerta, una serie de placas que identifican algunas de las arterias del callejero de la capital alavesa. ¿El nexo en común? Que todas ellas se caracterizan por ser calles dedicadas a alcaldes franquistas, militares golpistas y obispos de la ciudad.

Al parecer, se trata, en su conjunto, de seis placas metálicas y otras plastificadas -algunas de ellas rotas- dedicadas al que fuera alcalde de Vitoria en la década de los cuarenta, José Lejarreta; a los obispos Ballester y Bueno Monreal, a Pedro Orbea, Vicente Abreu y Luis María Uriarte.

A primera hora de la tarde, Ernai Gasteiz, organización juvenil de la izquierda abertzale, ha subido a las redes sociales un vídeo en el que se narra cómo se ha desarrollado esta acción. En la grabación, se observa cómo varios encapuchados, ayudándose de destornilladores o con la fuerza de sus propias manos, van arrancando los soportes donde están impresos los nombres de las calles afectadas.

Luego, a plena luz del día, llevan las placas metálicas y de plástico en una bolsa de basura hasta la plaza de la Virgen Blanca. Es allí donde se ubica la sede del PNV alavés. Junto a su puerta, han depositado el 'botín' ante la mirada de algunos transeúntes que en ese momento caminaban por la zona.

Esta acción se ha registrado apenas cuatro días después de que el pleno del Ayuntamiento de Vitoria aprobara este lunes una moción sobre memoria histórica, consensuada por el Gobierno PNV-PSE, EH Bildu, Podemos e Irabazi (todos excepto el PP), en la que, precisamente, se anuncia la voluntad de «modificar o contextualizar» el nombre de esas seis calles vinculadas al franquismo.

En principio, esta es una de las medidas planteadas desde el Consistorio vitoriano para «intervenir» en este tipo de simbología, un debate que al igual que en otras ciudades, como la vecina Bilbao, ha generado un encendido debate. La moción salió aprobada a pesar de que el alcalde, Gorka Urtaran, asegurara que no iba a cambiar el nombre «de ninguna calle de la ciudad», algo que sí defiende EH Bildu.

Hoy, la propia coalición abertzale ha sido la que, a través de las redes sociales, ha apuntado que el alcalde «no tendrá que retirar el nombre de las calles de personajes del franquismo», ya que «las han dejado en la sede del PNV».

Desde el Ayuntamiento, por su parte, se ha asegurado que las placas se repondrán lo más rápido posible, al tiempo que han recordado que la competencia sobre esta materia corresponde al alcalde, quien no tiene intención de retirar esos seis nombres del callejero, sino que mantendrá su criterio -ya anunciado- de colocar placas para «contextualizar» y explicar quienes fueron esas personas. De forma paralela, se están haciendo gestiones para «consensuar una declaración institucional».

Desde las filas del PP, su portavoz, Leticia Comerón, ha solicitado, tras los «hechos vandálicos» que suponen la retirada de las placas «una declaración institucional de condena de todos los grupos municipales».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate