El Correo

El Ayuntamiento roza la prórroga tras el bloqueo de la negociación presupuestaria

Urtaran, Belakortu y Larrion, en la reunión de ayer.
Urtaran, Belakortu y Larrion, en la reunión de ayer. / Rafa Gutiérrez
  • Urtaran vuelve a reunirse sin resultados con EH Bildu y el PP, pero insiste en que se dejará «la piel» para reeditar el acuerdo con Miren Larrion

El Ayuntamiento de Vitoria está cada vez más cerca de prorrogar los presupuestos de 2016 ante la infructuosa negociación para acordar las Cuentas de 2017, lo que afectará a numerosas inversiones del Gabinete Urtaran en un momento clave de la legislatura. En la recta final de las conversaciones –el debate de enmiendas empieza el miércoles–, las espadas siguen en todo lo alto y las diferencias entre el Gobierno PNV-PSE y el resto de grupos siguen siendo evidentes. Las dos reuniones mantenidas por el alcalde, Gorka Urtaran, con EH Bildu y el PP apenas sirvieron para enfrentar posturas, aunque todo indica que las enmiendas a la totalidad presentadas por los partidos que dieron la Alcaldía al PNV –la coalición abertzale, Podemos e Irabazi– no saldrán adelante. El propio regidor dejó caer tras el encuentro con Leticia Comerón que los populares «ahora sí están dispuestos a negociar», a lo que hay que sumar que el Gabinete Urtaran tiene preparadas 61 correcciones a su propio plan económico. Dicho de otra forma, a pesar del intento de las ‘fuerzas del cambio’ parece que la tabla económica del Gobierno no será devuelta el miércoles a la primera de cambio.

Mientras tanto, Urtaran manifestó ayer que intentará agotar todas las posibilidades para evitar la prórroga. «Voy a dejarme la piel y negociar hasta el último minuto para llegar a un acuerdo», dijo el regidor jeltzale en tono conciliador. Una postura que sorprendió en los despachos de otros grupos, teniendo en cuenta que 24 horas antes el presidente del Araba Buru Batzar (ABB), José Antonio Suso, acusó a EH Bildu y al PP de querer «asfixiar» a Vitoria «justo en el momento en el que la ciudad puede respirar financieramente y desarrollar proyectos». El líder del PNV en Álava hizo especial hincapié en EH Bildu, que a su juicio lidera un discurso «medido en clave electoral» basado en «la descalificación, el desgaste al alcalde, la política viejuna de siempre y, sobre todo, la falta de aportación de propuestas». Preguntado por estas palabras, Urtaran abrazó las tesis de su compañero de partido. «EH Bildu provocó un cambio de modelo el 13 de junio de 2015 y ahora se une a la estrategia del PP. Eso sólo se puede entender desde un interés partidista», razonó. No obstante, el alcalde insistió en buscar puntos de encuentro desde el miércoles «incorporando las enmiendas del resto de partidos para que este proyecto presupuestario pueda ser todavía mejor».

EH Bildu dijo que Urtaran apuesta por «dejarse la piel en la negociación, pero llega tarde, porque se la tenía que haber dejado en cumplir el presupuesto». Miren Larrion también negó de forma categórica que su postura obedezca a una estrategia electoral. «El ejemplo más claro está en las Juntas Generales, donde hemos aprobado los presupuestos junto al PNV porque en esa institución Ramiro González sí ha cumplido lo aprobado», zanjó. El problema, remachó, es que Urtaran «siguen sin garantizar que vaya a cumplir su palabra».

«Paripé»

Por su parte, la portavoz del PP, Leticia Comerón, resaltó que ayer el alcalde dejó «claro» que su preferencia era acordar con EH Bildu, «lo que nos hace pensar que con nosotros está haciendo un paripé. Es muy difícil hablar con él cuando vuelve a insistir en que su modelo es el de Larrion y es evidente que nuestras prioridades son totalmente opuestas. Le pedimos que pare ya con este doble juego y se aclare de una vez»

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate