El Correo

El PNV explota contra la oposición y le acusa de «asfixiar» la gestión de Urtaran

La reforma de la plaza de Santa Bárbara quedaría en peligro con la prórroga.
La reforma de la plaza de Santa Bárbara quedaría en peligro con la prórroga. / Roberto Arnaiz
  • El presidente del ABB, José Antonio Suso, dice que la ciudad pagará el «castigo» de EH Bildu y del PP al alcalde si no apoyan los presupuestos

La sima que separa al Gabinete Urtaran de la oposición se agranda por momentos a la hora de pactar los presupuestos de 2017, lo que significa que la prórroga de las Cuentas de 2016 -activada automáticamente desde el 1 de enero para que los servicios públicos funcionen con normalidad, algo habitual en estos casos- está cada vez más cerca de convertirse en definitiva. Después de las infructuosas reuniones mantenidas por el alcalde con la oposición para intentar acercar posturas, tras las que EH Bildu y el PP criticaron el «nulo interés» del regidor por llegar a acuerdos, el PNV dio ayer un doble puñetazo sobre la mesa para desquitarse de las acusaciones. La más relevante fue la del presidente del Araba Buru Batzar (ABB), José Antonio Suso, indignado porque «justo en el momento en el que la ciudad puede respirar financieramente y desarrollar proyectos, EH Bildu, de la mano del PP, pretende asfixiarla».

El presidente del PNV en Álava utilizó su blog personal para hacer una cerrada defensa de un alcalde que, según su punto de vista, está enfrentado a una oposición «dura, sin justificación y premeditada» por parte de unos grupos instalados en «el no por el no» a la hora de negociar el presupuesto de 2017. Suso, que tomó las riendas del ABB hace un año, cargó de forma especial contra EH Bildu, el grupo que lideró el bloque político que facilitó la llegada de Urtaran a la Alcaldía para sustituir a Javier Maroto y que aprobó sus primeras Cuentas. Lo que se prometió en 2015 fue un cambio de modelo, pero para Suso «vemos con preocupación que sólo era un espejismo y el tacticismo, el interés electoral, el desgaste político -e incluso personal- de algunos se ha revelado como el verdadero interés de un modelo de política caduco».

Para el líder jeltzale, la coalición abertzale tiene «bien medida» su postura respecto a los presupuestos porque ha diseñado «toda una estrategia única y exclusivamente en clave electoral».

El coste de la prórroga por falta de acuerdos sería «demasiado alto», advirtió Suso, que incluso enumeró varias inversiones clave que quedarían «en el baúl de los proyectos perdidos»: La instalación del ‘bus exprés’, la reforma de la plaza de Santa Bárbara, el centro Kultura Eratzen de Arana, la Casa de las mujeres, el Gasteiz Antzokia, todas las obras sugeridas por los vecinos en el programa ‘Mejorando Vitoria-Gasteiz Hobetuz’, la renovación de los campos de fútbol municipales o la reforma de los frontones Beti Jai.

«Política viejuna»

«¿Merece la pena dejar a la ciudad paralizada sólo por castigar a Gorka Urtaran?», se preguntó el también asesor de la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, antes de anunciar que el PNV negociará los presupuestos «hasta la extenuación». Y ello, insistió, a pesar de que considera que Miren Larrion lidera un discurso basado en «la descalificación, el desgaste al alcalde, la política viejuna de siempre y, sobre todo, la falta de aportación de propuestas».

El Gabinete Urtaran también lamentó el estado de la negociación en otro comunicado, eso sí, más comedido. En él, la concejala de Hacienda, Itziar Gonzalo, dijo que durante la ronda de contactos mantenida con el resto de grupos el Gobierno local «ha demostrado voluntad para alcanzar un pacto con propuestas concretas. Les hemos señalado las consecuencias tan negativas que tendría una prórroga presupuestaria. Les hemos demostrado nuestra voluntad y flexibilidad para alcanzar acuerdos y vamos a seguir trabajando con la mano tendida».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate