El Correo

Vitoria amanece con un manto blanco

fotogalería

La nieve ha cubierto la procincia de Álava / Igor Aizpuru

  • Para circular por el puerto de Opakua es necesario el uso de cadenas. En el resto de carreteras alavesas, aunque abiertas, se recomienda conducir con precaución

Tal y como indicaban las previsiones meteorológicas la nieve ha llegado a Vitoria y a toda la provincia de Álava. Los primeros copos se dejaron ver a primera hora de este viernes en los puntos más altos de la provincia. Fueron las consecuencias del primer embate del temporal de frío y precipitaciones que proseguirá, según las previsiones de los expertos meteorólogos, hoy ya que la cota de nieve se sitúa entre los 300 y los 500 metros, para subir a 700 al final del día.

Aunque la situación es cambiante, las precipitaciones de nieve caídas en las últimas horas han provocado que para circular por los puertos de Opakua, Orduña y Herrera se precisen cadenas para circular. El resto de carreteras alavesas permaneces abiertas pero se recomienda conducir con total precaución.

La ‘descarga fría’ procedente del Atlántico y las más que previsibles rachas de aire húmedo anticipan para esta jornada de sábado la caída de copos en Vitoria y en buena parte del territorio. Los espesores, según la Agencia Vasca de Meteorología (Euskalmet), pueden ser de entre 5 y 15 centímetros de nieve a 600 metros y hasta 30 centímetros a 1.000 metros de altura. Y las temperatura también descenderán con registros negativos de, al menos, un grado bajo cero en Vitoria.

El Ayuntamiento ya activó ayer la fase de preemergencia del plan municipal de nevadas y tiene a punto la maquinaria para actuar «de manera inmediata» contra la nieve. Tres equipos quitanieves y esparcidores de sal para la limpieza de calzadas están preparados en el parque de bomberos, a los que se suman otras seis cuchillas de la compañía FCC que podrían ampliarse hasta 13.

Asimismo, el Consistorio cuenta con el personal y los medios propios de la empresa adjudicataria de la limpieza y recogida de residuos, donde también se incluyen 30 esparcidores de sal y 100 cuchillas manuales. En función de las necesidades, el Ayuntamiento también podría recurrir a los trabajadores de Mantenimiento Urbano, Paisaje Urbano y Mantenimiento de Edificios Municipales -entre 43 y 237 efectivos- y a su maquinaria, entre 10 y 21 medios técnicos.

500 toneladas de sal

Además, en dependencias de Aguirrelanda hay un stock de sal de 500 toneladas y 60.000 litros de salmuera para su uso de las zonas de Vitoria que mayores problemas puedan presentar con la presencia de la nieve. Los viales en cuesta, el Casco Viejo, los barrios del Ensanche, Desamparadas y Lovaina y los accesos a zonas industriales como los polígonos de Júndiz, Betoño o Ali serán zonas preferentes a la hora de actuar con mayor rapidez.

También la Diputación Foral de Álava ha activado su programa operativo de vialidad invernal en periodo de emergencia con un dispositivo que en las horas centrales de ayer sumaba 43 efectivos, 13 equipos quitanieves y otros medios materiales y dos patrullas de Miñones.

Con lo que el territorio parece preparado para combatir un temporal que llega como cierre de una semana de lluvias intensas. Sólo el martes 10 de enero precipitó en Vitoria más agua que en todo diciembre pasado, en concreto fueron 24,6 litros por metro cuadrado -según el pluviómetro del aeropuerto de Foronda-; a esta cifra hay que sumar otros tres del miércoles 11.

Masa de frío de Europa

La nieve dará una tregua a partir del lunes, aunque mañana la cota ya subirá a los 700 o 900 metros y con ello se recuperarán en parte las temperaturas. «Serán días de transición», explican en la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Euskadi, antes de otra descarga de frío a partir de la madrugada del lunes al martes.

Esa noche los vientos girarán a nordeste «y entrará en la Península una ola de aire frío procedente del este de Europa», en principio más seca que la actual con lo que entonces el riesgo será más de heladas que de nevadas. Esa masa fría «se quedará encajonada en el valle del Ebro» y hará que el mercurio se desplome en Álava con temperaturas previstas para el martes de tres grados bajo cero que pueden ser de seis el jueves y de -7 el sábado.

Esta ola afectará a los tres territorios y como entrará por Francia las temperaturas serán especialmente bajas en el interior de Gipuzkoa, aunque en Bizkaia podrían superarse los diez grados bajo cero, alcanzando así mínimas que no se registraban desde la ola de frío que azotó en 1985 a Euskadi.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate