El Correo

Los 'pichis' se quedan en Abetxuko

vídeo

Los 'pichis', esta mañana, frente a su nuevo hogar, junto a miembros de SOS Racismo / Salva Arroyo

  • El clan anuncia que ha alquilado «el número 48 de la calle El Cristo», la misma en la que tiene ocupada una casa, y asegura que «ya están empadronados»

Sorpresa en Abetxuko. Los 'pichis' se quedan. Cuando el barrio daba por hecho que los presuntamente conflictivos vecinos se marchaban a la fuerza del número 54 de la calle del Cristo, que ocuparon el pasado verano, el clan ha anunciado esta mañana y por sorpresa que «ha alquilado una vivienda en el número 48» de la misma calle, en la que aparentemente residen ya. Aseguran, además, que «ya están empadronados» en su nuevo domicilio, que han arrendado de forma «legal».

El clan, asesorado en las últimas semanas por Fede García, de SOS Racismo, dice que así cumpe con las exigencias que les hecho llegar los mandatarios públicos para iniciar su integración en Vitoria y que por tanto se debe poner «el contador a cero». Miembros de la asociación SOS Racismo han comunicado, en el mismo acto, que «las llaves de la casa del número 54, -la ocupada- se han entregado en el juzgado» y que la familia, que recientemente ha tenido un bebé, reside ya en el número 48.

Esta casa pertenece a una vecina del barrio que voluntariamente ha facilitado un contrato de alquiler a la familia gitana. Se trata de una mujer, señalan fuentes conocedoras de los hechos, que ha colaborado en las últimas semanas con el clan y que está vinculada al entorno de SOS Racismo, la asociación que ha apostado por normalizar la presencia de los 'pichis' en Vitoria tras abandonar Bilbao, su ciudad de origen.

En el barrio se suceden de momento las reuniones. El colectivo vecinal, molesto con el último movimiento, que desconocían, analiza la situación y tomará decisiones respecto a los pasos a dar en las próximas horas. De momento, el desalojo anunciado para mañana deja de tener sentido y el barrio, que creía que a partir del sábado se iba a ver libre de una familia que consideran conflictiva, tendrá que comenzar a asumir que son nuevos residentes de pleno derecho del distrito.

Urtaran pide un gesto

Precisamente esta misma mañana, el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, había pedido a esta familia que demuestre «con gestos» que quiere integrarse en Vitoria. En su comparecencia habitual de los viernes, Gorka Urtaran ha planteado al clan que no vuelva a entrar en una vivienda que no es suya (diversas fuentes aseguran que se irán a la calle Santo Domingo del Casco Viejo, donde también están 'los bartolos') y que sus integrantes «accedan al mercado inmobiliario, comprando o alquilando una casa. Y si no, que se apunten en Etxebide para acceder a un piso protegido, como el resto de los mortales».

El regidor jeltzale, consciente de la polémica que ha generado esta familia en Abetxuko, ha hecho un llamamiento «a la calma» y ha recordado que los residentes de la calle Santo Domingo ya comunicaron al Ayuntamiento su «inquietud» por la llegada de los 'pichis'. Urtaran ha dicho que el Consistorio incrementará la vigilancia policial «preventiva» en la zona y que la institución también redoblará su compromiso a la hora de mejorar la iluminación, la limpieza y la atención a los mayores en esa ladera. Los vecinos, ha dicho, deben saber «que estamos con ellos».

El primer edil ha lanzado un mensaje claro a esta familia, llegada desde Bilbao: entrar en una casa que no es suya, ha dicho, «no es la mejor forma de integrarse». Y aunque ha insistido en que es necesario «evitar un conflicto social», también ha agregado que «las normas están para cumplirlas».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate