El Correo

Los padres, los niños y los deberes

Juan Alonso disertará hoy en la Casa de Cultura.
Juan Alonso disertará hoy en la Casa de Cultura. / Diego Cámara
  • Juan Alonso, experto en educación, imparte hoy una charla sobre motivación y técnicas de estudio destinada a padres y madres

La federación de asociaciones de familias numerosas de Euskadi, Hirukide, ha organizado para esta tarde (19.00 horas, Casa de Cultura Ignacio Aldecoa) una charla en la que se tratará el tema de las técnicas y estrategias de estudio de niños y adolescentes, así como los deberes o la relación entre padres y profesores.

Juan Alonso, especialista en educación y fundador del Instituto ¿Sabes estudiar? de Deusto, será el encargado de impartir la conferencia. Los asistentes recibirán las pautas para acompañar a sus hijos durante los momentos de estudio y también para motivarles cuando se sientan delante de un libro. EL CORREO charló ayer con el experto para dar con las claves de esa relación entre padres e hijos mientras avanzan académicamente.

Hoy en día nadie pone en duda el papel que juegan los progenitores en la educación de sus vástagos, más aún cuando las tareas que deben realizar en casa aumentan de forma significativa. El estudio no se limita sólo a la escuela y por eso, la función de los padres «es fundamental», reconoce Juan Alonso.

«En cierta medida, se carga a la familia para que ayuden a los más pequeños con los deberes y el estudio, pero nadie les prepara para ello. En el sistema educativo actual es inevitable que les tengan que echar una mano en casa, pero a veces resulta complicado. Creo que se debería habilitar tiempo y espacios en los propios colegios para que los niños pudieran realizar allí la tarea y crearse un método de estudio adecuado de la mano de profesores especializados. Sin embargo, no sucede así. Enseñar a estudiar es la asignatura pendiente del sistema educativo. Sin embargo, no soy partidario de las huelgas de deberes porque se pone en tela de juicio la autoridad del profesor», reflexiona.

Para este experto en educación, la función principal de los padres es hacer entender a sus pequeños que «más que el examen, lo más importante de todo es el aprendizaje», la comprensión de los conceptos.

«Lograr que los niños entiendan lo que estudian es la clave, es ahí donde hay que incidir. Porque eso es lo que les motivará para estudiar», explica. Para ello, recomienda ayudarles a crear un sistema de programación semanal para que tengan claro el trabajo de cada día y compartir con ellos la definición de los objetivos a lograr. Por otro lado, Alonso subraya la importancia de la autonomía. «Que busquen su propio espacio dentro de la casa, que compartan el estudio con sus hermanos u otros compañeros o incluso que se vayan a estudiar a la biblioteca es positivo. Eso nos permite no estar permanentemente encima de ellos e irnos despegando según van creciendo», argumenta.

Respecto a las estrategias de estudio, define tres grandes fases, aplicables a cualquier edad con las lógicas adaptaciones a cada uno de los niveles de dificultad. «En primer lugar está la fase comprensiva, en la que el alumno tiene que comprender lo que estudia. Aquí es muy importante el papel de los profesores», señala.

Las fases de estudio

«Después viene la etapa de expresión o utilización de esos contenidos, es decir, que el alumno sea capaz de aplicar los conocimientos o expresarlos con sus propias palabras», ejemplifica. «Por último, con el repaso hay que ver si son capaces de rescatar esos conceptos», desglosa. El especialista en educación confiesa que en edades tempranas, segundo ciclo de primaria o primero de educación obligatoria, «jamás» se ha encontrado con alumnos pasotas «integrales». Por eso, insiste en que hay que hacerles ver el sentido de lo que estudian, de ahí llegará la motivación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate