El Correo

Los ladrones se quedan a cenar

Restos del festín y, en la imagen superior, parte de una de las gallinas cocinadas .
Restos del festín y, en la imagen superior, parte de una de las gallinas cocinadas . / E. C.
  • Desconocidos entran de noche en un txoko de Amurrio, matan tres gallinas, las cocinan, se las comen y se van con 700 euros en objetos

Parece ser que les entró hambre en plena faena. Los propietarios de un txoko ubicado en el barrio de Abiaga, en Amurrio, han denunciado un robo con un desarrollo de lo más surrealista. Hace ahora casi un mes, y como cualquier otro día, se marcharon de este recinto hacia las ocho de la tarde. Regresaron al día siguiente, cuando el reloj se acercaba a las nueve de la mañana. Para su pasmo descubrieron que, durante su ausencia, varios desconocidos forzaron el vallado exterior de la finca.

Al entrar a la casita –compuesta por un coqueto comedor, cocina y, en otra estancia anexa, gallinero– se toparon con el festín disfrutado por los cacos. Tras romper las dos cerraduras de las puertas, estos desconocidos habían cogido dos gallinas y un gallo. Los sacrificaron allí mismo. Tras pelarlos a mano –había plumas por todas las estancias–, se pusieron a cocinarlos.

Se desconoce si por su nula destreza en los fogones o por un afán de hacer más daño, el caso es que quemaron –e inutilizaron– una cazuela, una paellera y una cafetera.

Por los restos hallados, se zamparon gran parte de los animales cocinados. Dejaron algunas sobras y mucho desorden. Probablemente finalizaron el banquete con un cafelito, quizá por aquello de facilitar la digestión. Como el inmueble se encuentra algo alejado del casco urbano, ningún vecino de la zona vio nada extraño ni oyó ruidos sospechosos.

Al hacer recuento de los desperfectos, los dueños se percataron de que los ladrones –quien pasaron un máximo de doce horas en el interior del txoko– se llevaron consigo un botín también chocante. El listado de pertenencias robadas presentado a la Ertzaintza asciende a dos cojines, un cencerro de cobre, diversos utensilios de cocina, un taladro, un atornillador, un aspirador y dos alargaderas. La tasación oficial cifra estas pérdidas en casi 700 euros.

Quedaría la valoración de los desperfectos causados en el vallado, el txoko y el gallinero. La puerta de este último fue reventada a patadas.

Asaltos a empresas

Durante esos días, citan medios policiales consultados por EL CORREO, Amurrio y sus alrededores sufrieron varios robos en empresas. Desconocidos entraron por el tejado en un par de pabellones industriales de Larrimbe en una misma noche. Unos días más tarde se produjo otro asalto de similar factura en otra firma establecida en una zona cercana. Y la semana pasada, ladrones desvalijaron otra empresa ubicada en el área de Maskuribai.

Medios policiales, sin embargo, dudan de que tras los robos a las empresas y el del txoko se encuentren las mismas personas. Ertzainas consultados reconocen que «pocas veces te encuentras con alguien con tanta sangre fría, o semejante inconsciencia, que es capaz de parar en pleno robo, hacerse la cena y ponerse a comer sin pensar que en cualquier momento podrían haber aparecido los dueños».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate