El Correo

Un brindis por una añada «excelente»

Vecinos y turistas degustan los caldos.
Vecinos y turistas degustan los caldos. / I. García
  • Elciego celebra el Día de Acción de Gracias con la presentación de los vinos de la sobresaliente cosecha de Rioja Alavesa de este año

Una cosecha «excelente». Así calificó Luis Aldazábal, alcalde de Elciego, la añada de vinos de este 2016. Algunos de estos caldos se presentaron ayer durante la celebración del Día de Acción de Gracias del municipio riojanoalavés, que sirvió también como una jornada de hermanamiento con la localidad gallega de Boiro y con uno de sus productos más característicos, el mejillón.

El día arrancó con las tradicionales dianas protagonizadas por la Agrupación Musical Santa Cecilia y los Gaiteros de Elciego, así como con una misa y una procesión. Posteriormente, la actividad se trasladó a la plaza Mayor, donde se congregaron numerosos vecinos y turistas dispuestos a degustar y evaluar los caldos sacados de las viñas de la localidad este año.

Acompañado de la música de los gaiteros, el público fue adquiriendo sus copas y recorriendo los diferentes puestos para probar los vinos y brindar con sus familiares y amigos. «Seremos, seguramente, la Denominación de Origen del mundo que más kilos de uva por hectárea ha cogido este año», aseguró Aldazábal. Y en cuanto a calidad, «podemos decir con certeza que este año se van a hacer grandes vinos y que la cosecha es muy superior a la del pasado ejercicio. Ha sido espectacular», remató su reflexión el alcalde de Elciego.

Tras la exhibición vespertina de cesta punta, llegó el momento para otro de los momentos álgidos de la jornada: la exaltación del mejillón gallego. «Cada dos años vienen a visitarnos desde Boiro un grupo de amigos, que ya son como nuestra familia, y nos traen una muestra de sus productos», indicó Aldazábal. Junto a él, se encontraba Quin Riveiro, presidente de la peña ‘Os luns ao Sol’, que se mostraba muy contento de regresar al municipio de Rioja Alavesa.

500 kilos de mejillones

«Nosotros tenemos dos casas, Boiro y Elciego, porque aquí nos tratan fenomenal y nos sentimos muy bien acogidos», recalcó Riveiro. «Este año hemos traído para la exaltación 500 kilos de mejillones para prepararlos de tres maneras diferentes y que todos los puedan disfrutar», apostilló antes de darlos a probar.

La música y una cena popular sirvieron para clausurar una jornada en la que la gastronomía, el vino y el buen ambiente se dieron la mano. «Siempre decimos que los caldos de Elciego maridan muy bien con productos como el queso de Idiazábal o el mejillón gallego, pero considero que lo que mejor maridan son las personas y eso es lo que tenemos que mantener», concluyó Luis Aldazábal.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate