El Correo

Vitoria ingresará un millón de euros con la venta de cuatro solares industriales

Antiguo cartel de Gilsa, en Júndiz
Antiguo cartel de Gilsa, en Júndiz / Blanca Castillo
  • Gilsa, la sociedad de la que forman parte el propio Consistorio y el Gobierno vasco, adquiere estos terrenos en Ali, Júndiz y Ansoleta

El Ayuntamiento ingresará cerca de un millón de euros por la venta de cuatro parcelas industriales a Gilsa, la sociedad de la que son socios el propio Consistorio (al 57,13%) y la Sociedad Pública para la Promoción de Suelo y Construcciones del Gobierno vasco, Sprilur (42,87%). Esta enajenación se ha aprobado hoy en la Junta de Gobierno -de la que forman parte los máximos responsables del Gabinete de Gorka Urtaran- y con anterioridad ya había recibido ‘luz verde’ por parte de los consejeros de Gilsa.

La operación, según los portavoces municipales, no supondrá ningún riesgo de descapitalización para la sociedad. Además, se considera una necesaria vía de ingresos para las arcas consistoriales, que reclaman dinero para ejecutar el presupuesto vigente y confeccionar el próximo con la holgura que le reclaman sus posibles socios de la izquierda abertzale. Además, se considera que Gilsa podrá gestionar de forma «más eficiente» la venta de estos solares de carácter industrial situados en Ali, Ansoleta y Júndiz.

«Esta transmisión de cuatro parcelas a Gilsa completa una etapa más dentro de nuestras previsiones de obtención de ingresos por venta de suelo y, sobre todo, se va a traducir en una mejor gestión de la oferta de terrenos disponibles», indica la concejala delegada de Hacienda, la jeltzale Itziar Gonzalo. «De este modo, mejora el equilibrio económico del Ayuntamiento mediante una gestión responsable, no gastando lo que no tenemos y combinando todas las fuentes de financiación disponibles, y mejoran también las políticas de desarrollo industrial y empresarial sin necesidad de comprometer el futuro de Gilsa», añade la también teniente de alcalde de Vitoria.

Desde marzo

Aunque esta operación vaya a materializarse a finales de noviembre, los consejeros de la sociedad ya dieron permiso en marzo para disponer de hasta 3,5 millones de euros para la adquisición de suelo industrial. La parcela de Ali, situada junto a los supermercados Mercadona y Dia, tiene una forma rectangular y su ocupación máxima es de 1.145,15 metros cuadrados. El Consistorio vitoriano ha vendido a Gilsa 2.538 metros cuadrados en Júndiz, justo enfrente del Coviran, con un talud en su parte trasera como consecuencia de su anterior ocupación. En Ansoleta, por otra parte, hay dos parcelas con un aprovechamiento máximo de 891 y 948 metros cuadrados. En la actualidad, el Ayuntamiento utiliza esta zona para acopiar material de obra.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate