El Correo

Vitoria aprueba una nueva vía para intentar desalojar a los ‘okupas’ de Errekaleor

Un hombre pinta un mural en Errekaleor.
Un hombre pinta un mural en Errekaleor. / Igor Aizpuru
  • La alternativa propuesta por el PP, que contó con el apoyo del PNV y PSE, puede tardar «meses o años» en ejecutarse y mientras se seguirán estudiando alternativas

Los consejeros de Ensanche 21 aprobaron ayer una nueva vía para intentar desalojar a los ‘okupas’ del barrio de Errekaleor. El texto –impulsado por el PP y que contó con el apoyo del Gobierno PNV-PSE– plantea el «inicio del procedimiento de desahucio por precario» de estas viviendas propiedad de la sociedad municipal encargada de temas urbanísticos, después de que todos los dueños originales hayan entregado por fin las ‘llaves’ de sus pisos para ser realojados. Un matiz lingüístico que tiene como objetivo adaptarse a lo dictado por los jueces, quienes avalaron que no se trata de una ocupación, sino de residentes en precario. EH Bildu y Podemos votaron en contra.

Con el naufragio de la vía civil y desechada la penal, porque ya han pasado tres años desde la llegada del primer intruso a Errekaleor, el único camino legal que le queda al Ayuntamiento para recuperar lo que por ley es suyo es la demanda en precario. Cuando un propietario cede un inmueble, decide recuperarlo y el inquilino se niega, según explican fuentes judiciales, se puede reclamar a los tribunales a través de esta vía.

Así que esto no significa que hoy se pueda a sacar del barrio a los actuales habitantes de Errekaleor. Ni siquiera se puede augurar que vaya a suceder en los próximos meses o incluso años. El desarrollo del texto aprobado ayer tardará bastante tiempo en desarrollarse, según subrayan portavoces municipales, aunque los populares reiteran que definitivamente se ha abierto la puerta a un futuro desalojo.

En la sesión no se aprobó la constitución de un grupo de trabajo que estudie posibles alternativas con los ‘okupas’. Sin embargo, el equipo de gobierno ha decidido emprenderlo por su cuenta –eso sí– «siempre se defenderán los intereses de la ciudad».

Deuda de 103.000 euros

Por otra parte, los consejeros de Ensanche votaron a favor de que se resuelva el contrato de alquiler que un comerciante de la calle Mateo Moraza había firmado con la sociedad, a la que ya debía 103.861,58 euros por impagos. También se dio ‘luz verde’ a cerca de un centenar de ayudas para la rehabilitación de vivienda y edificios residenciales.

Además, se autorizó la adquisición de dos pisos en la Avenida Olárizu, por cerca de 300.000 euros. De esta manera, todavía quedan por comprar tres inmuebles más para completar el proceso de renovación urbana (más conocido como ‘renove’) que se inició hace ya cinco años.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate