El Correo

EH Bildu y Podemos piden sendas comisiones de investigación en el Ayuntamiento de Vitoria

Un operario, en las instalaciones de FCC en Aguirrelanda.
Un operario, en las instalaciones de FCC en Aguirrelanda. / Jesús Andrade
  • Los abertzales quieren que se ponga luz sobre la contratación de FCC para la limpieza de la ciudad y Podemos, por su parte, sobre la gestión de la Arich

Tanto EH Bildu como Podemos han solicitado este martes sendas comisiones de investigación en el Ayuntamiento de Vitoria. La coalición abertzale quiere poner luz sobre la manera de contratación de la empresa que gestiona la limpieza de la ciudad (que realizan FCC y GMSM Medioambiente) y la formación morada, por su parte, sobre la gestión de la extinta Agencia de Rehabilitación Integral del Casco Histórico (Arich).

Dos en un mismo día cuando, hasta ahora, se han celebrado cinco en 27 años de historia democrática en el Consistorio: sobre la fallida estación de autobuses de la calle Francia, la apertura de El Boulevard, los viales de Sidenor, los expedientes de chalets en Ali e Ibaiondo, así como los alquileres de los locales de la calle San Antonio.

Los independentistas han recurrido a esta extraordinaria herramienta de la Corporación porque, en base a la denuncia que han recogido de algunos trabajadores (uno de los cuales ha estado presente en la rueda de prensa), no se están respetando las listas de contratación de la contrata de limpieza y -como ya relató EL CORREO- los responsables se han negado ante el Preco (el órgano de mediación) a cumplir con las condiciones fijadas en el contrato suscrito hace apenas un año y medio.

Obra en la calle Chiquita

Podemos desea poner luz sobre la gestión que realizó la Arich entre 2008 y 2012. Unas sospechas que empezaron a tomar forma cuando el Síndico evidenció que esta sociedad pagó cerca de 140.000 euros por una obra de rehabilitación en la calle Chiquita y no existe ningún tipo de documentación. «No se puede permitir que ni un solo euro de dinero público desaparezca, que no se sepa en qué se ha invertido o se desconozca el acuerdo adoptado», ha subrayado Juan Cerezuela, representante del partido de los círculos en el Consistorio de la capital alavesa.

«No entendemos que en el seno de una instalación nadie conozca qué pasó, ni mucho menos que la solución fuera disolver la empresa pública sin más explicaciones (en clara referencia al acuerdo entre PP y EH Bildu), cuando tal y como se está conociendo, existieron irregularidades y sin garantías ni para los vecinos ni para los trabajadores», ha añadido el edil, a quien no le basta que el alcalde Gorka Urtaran se haya comprometido a estudiar «piso por pisos» todas las operaciones realizadas por la Arich.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate