El Correo

Los diez nuevos autobuses de Tuvisa cargarán sus baterías al frenar

Tuvisa renovará parte de la flota de autobuses.
Tuvisa renovará parte de la flota de autobuses. / Igor Aizpuru
  • El sistema de los nuevos vehículos permitirá ahorrar combustible y reducir en un 3% las emisiones de CO2 a la atmósfera

Cuando uno de los diez autobuses más modernos de Tuvisa por fin salga a la carretera, circule a 40 kilómetros por hora y eche el freno, generará suficiente energía como para suministrar electricidad a una red de 1.000 vatios durante alrededor de un minuto. Los múltiples dispositivos eléctricos que el vehículo tiene a bordo (incluidas dos pantallas de 19 pulgadas) no tendrán que recurrir al combustible, sino a un ‘módulo de recuperación’ instalado justo debajo del puesto de conducción y, por lo tanto, las emisiones de carbono dióxido (CO2) a la atmósfera se reducirán en cerca de un 3%.

Con ese mismo punto de vista medioambiental se ha buscado reducir la contaminación acústica y se garantiza que los autocares cumplan con la reglamentación oficial e incluso sus resultados son inferiores a los valores límites marcados por las autoridades de la Unión Europea (UE).

Esos diez autocares de la marca Mercedes han costado 3.550.000 euros (IVA no incluido) a las arcas de la sociedad municipal encargada del transporte urbano en la capital alavesa. Una adquisición prácticamente impostergable para empezar a reemplazar una flota que se ha quedado obsoleta, ya que no se había realizado ninguna compra desde el lejano 2009, y que arrastra importantes problemas mecánicos. Los nuevos vehículos tendrán capacidad para 128 personas, 48 de ellas sentadas –lo que incluye tres bancos plegables– y tres espacios para colocar sillas de ruedas o carritos de bebé.

Estos buses cuentan asimismo con una garantía de tres años con un máximo de 210.000 kilómetros recorridos y se asegura que la estructura no sufrirá corrosión en menos de un lustro. Las cocheras de Aguirrelanda también recibirán un imprescindible ‘stock’ de piezas de recambio por un valor aproximado de 10.000 euros.

Mejorar el mantenimiento

Los diez nuevos automóviles de la compañía Tuvisa incorporan un sistema que servirá para mejorar su mantenimiento e intentar que se reduzca al máximo su paso por el taller. Un sistema que también servirá para optimizar el estilo de conducción de los chóferes. También analizará los datos sobre las revoluciones del motor, la utilización del freno, el acelerador y –entre otros– el controlador de velocidad. De hecho, el propio vehículo transmitirá mediante telefonía estos datos, el consumo de combustible, la localización y cualquier tipo de alarma que se registre. Una información a la que Tuvisa podrá acceder a través de internet.

Entre las ventajas mecánicas de esta decena de modernos autobuses se contempla un sistema antipandeo electrónico que garantizará que la parte trasera no culee; es decir, que siga la misma dirección marcada por la parte delantera. Por otra parte, la estructura será resistente en el caso de que se produzcan vuelcos. Además, se ha instalado un doble sistema de frenado que reducirá la posibilidad de fallo y, por lo tanto, prevendrá que se produzcan posibles accidentes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate