El Correo

La plantilla de Mercedes votará el preacuerdo de convenio entre el miercoles 23 y el jueves 24

Un operario trabaja en la cadena de montaje de Mercedes.
Un operario trabaja en la cadena de montaje de Mercedes. / Iosu Onandia
  • Se establecerá un turno de votación el miércoles por la noche y otro el jueves de diez de la mañana a cinco de la tarde

Ya hay fecha, lugar y hora para la votación sobre el preacuerdo alcanzado este jueves entre la dirección de Mercedes y los sindicatos UGT, Ekintza y PIM para firmar un convenio en la planta de Vitoria. El próximo miércoles, 23 de noviembre, entre las diez de la noche y la una de la madrugada, y el jueves 24, de 10.00 a 17.00 horas, se instalarán nueve mesas en las instalaciones de la factoría automovilística para que sus 5.000 trabajadores depositen en las urnas la papeleta a favor o en contra del convenio. En esta ocasión, no funcionará el voto por correo «porque carecemos de tiempo», han asegurado este viernes las centrales sindicales convocantes, que son minoría en el comité de empresa.

Este preacuerdo contempla una vigencia de cinco años, hasta 2020 e incluye, como aspectos principales, subidas salariales del 1,8% en cada año, una paga de reconocimiento a la plantilla de 350 euros en la nómina de diciembre y otra paga variable de resultados que podría llegar en el mejor de los casos a los 1.500 euros. Además, contempla la incorporación de mil operarios con contrato indefinido (500 en el momento de la firma y los otros 500 en el periodo 2017-2020) y la jubilación de 200 trabajadores.

La mayoría sindical representada por ELA, CC OO, LAB y ESK no respalda esta propuesta de convenio y algunos de las centrales lanzan, incluso, duras críticas contra el preacuerdo. UGT, Ekintza y PIM, según ELA, están dando «herramientas a la dirección para que pueda precarizar aún más las condiciones de trabajo, sobre todo de las nuevas incorporaciones». Estas centrales «dan el visto buena a una subida salarial del 1,8%, un 0,7% menos que lo firmado en el anterior convenio (2,5%), en plena crisis», añade ELA, que critica que «se va a mercadear con los trabajadores eventuales».

Acuerdo «negativo»

También la sección de Comisiones Obreras en la factoría automovilística censura la maniobra, pero con menos contundencia. «Es la crónica de una negociación anunciada, después de once meses impidiendo la unidad de acción del comité». Mientras que LAB considera «negativo» el preacuerdo que supone «más precariedad para la plantilla para aumentar los beneficios de la empresa». Además, es una propuesta «antidemocrática por haber sido negociada a espaldas de los trabajadores y la mayoría sindical».

A juicio de LAB, la vigencia de cinco años es «muy larga para garantizar la paz social que buscaba la empresa», las subidas salariales fijas «son muy bajas» y se aumenta tanto «la doble escala salarial para las nuevas contrataciones» como la flexibilidad laboral.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate