El Correo

ELA sostiene que el acuerdo permitirá a Mercedes «precarizar aún más el empleo»

Varios operarios, en la cadena de montaje de Mercedes.
Varios operarios, en la cadena de montaje de Mercedes. / Iosu Onandia
  • El sindicato, que preside el comité desde mayo, recalca que la «minoría sindical va a mercadear con los trabajadores eventuales»

Los sindicatos UGT, Ekintza y PIM han alcanzado este jueves un preacuerdo con la dirección de la planta de Mercedes en Vitoria sobre el convenio colectivo, que incluye una subida salarial del 1,8 % y tiene una vigencia de cinco años. Este preacuerdo, no obstante, está ligado a un referéndum en el que la plantilla deberá votar si lo respalda o no.

El resto de centrales sindicales presentes en la factoría automovilística -ELA, CCOO, LAB y ESK, que tienen 14 de los 27 representantes del comité- no han tardado en valorar este preacuerdo. ELA, que preside el comité de empresa desde el pasado mes de mayo, ha considerado, a través de un comunicado, que este acuerdo minoritario, que se «venía claramente negociando fuera de la mesa de negociación», permitirá a la empresa «precarizar aún más las condiciones de trabajo», sobre todo las de las nuevas incorporaciones, «ampliando la doble escala existente», en «un año récord de producción». Y que, además, podrá mantener durante cuatro años a más de mil eventuales que «deberían ser fijos».

La central añade que se trata de «un acuerdo en el que estos sindicatos dan el visto bueno a la empresa para que la subida salarial sea de un 1,8%, un 0,7% menos que lo firmado en el anterior convenio en plena crisis (2,5%)».

«Bochornoso»

En este sentido, ELA apunta incluso que «es un acuerdo donde esta minoría sindical quiere y va a mercadear con los y las trabajadoras eventuales. Cuando es evidente que gran parte de las 1.900 personas eventuales en la actualidad es estructural y que han sido imprescindibles para el volumen de producción que hemos tenido este año y vamos a tener el año que viene, acuerdan 500 puestos fijos a la firma del acuerdo (300 de los cuales estaban comprometidos en el convenio anterior), y otros 125 cada uno de los cuatro siguientes años, si las cifras de producción lo aguantan; de esa cifra, 200 serán para sustituir jubilaciones», añaden.

El sindicato agrega también que los sindicatos que han alcanzado el preacuerdo con la dirección de Mercedes están «avalando conscientemente que la empresa incumpla la ley, y pueda mantener durante cuatro años a más de 1.000 personas como eventuales, sabiendo que deberían ser fijas. Algo que nos parece bochornoso», subrayan.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate