El Correo

UGT lidera una propuesta firme de convenio para la fábrica de Mercedes

Operarios trabajan en la cadena de montaje de Mercedes.
Operarios trabajan en la cadena de montaje de Mercedes. / Iosu Onandia
  • El sindicato mayoritario, junto a Ekintza y PIM, plantea un acuerdo en el que la subida salarial y la contratación de indefinidos son los principales escollos

La mesa encargada de la negociación del convenio en la planta de Mercedes volvió a reunirse ayer cinco meses después del último encuentro. La dirección de la compañía automovilística recogió el guante lanzado un día antes por los sindicatos UGT, Ekintza y la Plataforma Independiente de Mercedes (PIM) para retomar los contactos y avanzar hacia la firma del convenio, después de que el anterior concluyera el 31 de diciembre.

Y lo cierto es que la ‘propuesta de acuerdo’ trasladada por estas tres centrales, al margen de la mayoría del comité –suman 13 de los 27 representantes–, parece estar en sintonía en muchos aspectos con la previsión que maneja la empresa. Aunque también hay, como era de esperar, discrepancias, sobre todo en materia económica y en política de contrataciones.

UGT, sindicato mayoritario en la factoría aunque no ostente la presidencia que desde mayo está en manos de ELA, considera que las subidas salariales que propone Mercedes «siguen siendo insuficientes»; la multinacional se queda en el aumento del 1,2%, lejos del 2% reclamado por la parte social. Además, UGT y sus socios piden una paga de reconocimiento por los lanzamientos de los nuevos modelos Clase V y Vito «que sigue sin ser aceptada por la dirección».

Y con respecto a las contrataciones indefinidas, UGT, Ekintza y PIM consideran «necesario» hacer fijos a 1.000 trabajadores durante la vigencia del convenio –el tiempo propuesto es cinco años, para el periodo 2016-2020– para asegurar «el correcto funcionamiento, actual y futuro, de la planta». Mercedes, en cambio, sólo contempla 500 contratos indefinidos.

«A espaldas de la plantilla»

La propuesta que lidera UGT «está abierta a todos los sindicatos, buscando el aval necesario para conformar un convenio de eficacia general y hacer partícipe al resto de la parte social –ELA, CC OO, LAB y ESK son mayoría en el comité con 14 de 27 miembros– para que sumen de cara a un posible acuerdo».

Aunque también cabe la posibilidad de que el convenio sea de eficacia limitada, como se teme Comisiones Obreras, porque «los tres sindicatos han venido negociando hasta ahora a espaldas de la plantilla» y ayer «presentaron una propuesta de acuerdo únicamente a la empresa y el resto hemos tenido que solicitar una copa para hacer balance».

En la reunión entre comité y dirección ELA también presentó su propia plataforma, «aunque sin ningún apoyo. Ya dijimos que sólo desde la unidad –sindical– saldría un buen convenio y no vamos a engañar ni marear a la plantilla»

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate