El Correo

Una mujer deja en herencia a Vitoria cinco fincas de cereal y 210.000 euros

Exterior de la residencia San Prudencio en la calle Francia.
Exterior de la residencia San Prudencio en la calle Francia. / I. Aizpuru
  • Una mujer que falleció en la residencia San Prudencio entrega sus bienes y acciones al centro donde vivió durante sus últimos años

Isabel falleció en noviembre de 2015 en la residencia San Prudencio y desde hacía trece años tenía bien claro qué iba a hacer con sus propiedades y acciones cuando su corazón dejase de latir. Al no tener ningún heredero forzoso, decidió que todo lo recibiese el centro donde vivió en sus últimos años. La Junta de Gobierno Local –compuesta por los responsables del Gabinete Urtaran– se verá mañana en la tesitura de aceptar lo que se fijó en su testamento, que así se incorporará al inventario municipal, como fija el reglamento de bienes de las Entidades Locales.

El Ayuntamiento se convertirá en dueño de cinco fincas de cereal localizadas en distintos puntos del Condado de Treviño, 204.581,32 euros de un fondo de renta fija y otros 4.620 de una cuenta de ahorro de la entidad Kutxabank.

«Esta herencia dice mucho a favor de la propia residencia y su calidad asistencial. La gratitud que ha mostrado quien hizo de la residencia heredera universal de sus bienes es un reconocimiento al trabajo diario de sus profesionales, al trato humano, a la calidez, a la cercanía y, sobre todo, a la compañía en momentos donde un pequeño detalle es todo para las personas mayores», recalca la concejala delegada de Hacienda, la jeltzale Itziar Gonzalo.

El valor catastral de las cinco fincas es de 8.611,96 euros, pero –como es obvio– su precio de venta en el mercado es bastante superior. Los responsables municipales admiten que hace años esta práctica «era habitual con cierta frecuencia», pero se ha reducido de forma considerable. De hecho, en el inventario del Consistorio aparecen once terrenos cultivados o heredades, además de una huerta.

Archivo fotográfico

Durante los últimos años, el Consistorio de la capital alavesa sí que ha recibido otras herencias. En particular, un fondo fotográfico de fotos históricas, una cámara antigua, imágenes de fiestas tradicionales y una serie documental sobre urbanismo en Vitoria. Todas estas donaciones han sido depositadas en el archivo municipal, donde han quedado catalogadas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate