El Correo

El PP pide la comparecencia del diputado general y los gestores de Sansoheta para exigir responsabilidades

Javier de Andrés
Javier de Andrés / Blanca Castillo
  • El grupo juntero reclama «transparencia» frente a la «ocultación de información» de la responsable de Bienestar Social de que la investigación se inició en el mes de abril

El portavoz del PP en las Juntas Generales, Javier de Andrés, anunció ayer que su grupo pedirá la comparecencia a puerta cerrada del diputado general, Ramiro González; la responsable de Bienestar Social, Beatriz Artolazabal; y los gestores del centro de menores Sansoheta; para determinar qué ha fallado en el caso de los menores tutelados por la Diputación envueltos en una red de prostitución y exigir responsabilidades. La petición, que se realizará a lo largo del día, surge ante la preocupación de los populares alaveses ante esta situación y la «falta de información» por parte del ejecutivo foral a los grupos de las Juntas Generales.

De Andrés lamentó que en la reunión del lunes con Artolazabal «se nos dijo lo mismo que explicó el diputado general en su comparecencia pública» y censuró la actuación de la diputada del área de Bienestar Social cuando el sábado «ocultó que ya había una denuncia de este caso desde el mes de abril». Ante ello, el líder del PP en Álava exigió transparencia en la gestión del caso y reclamó que se determinen las responsabilidades que ha tenido cada uno de los responsables. «Cuando sucede algo así la decisión no la puede tomar un monitor, o el director del centro», insistió, pidiendo "«saber en qué se ha fallado».

«Agujero negro» de actividad

Al margen de ese análisis que efectuarán los grupos en la comparecencia, y que De Andrés abogó por que sirva para revisar el modelo actual del trabajo con estos menores, el portavoz de los populares avanzó que «desde abril hasta octubre -mes en el que la Ertzaintza inicia su investigación- hay un agujero negro de inactividad e información», ya que el caso se descubrió en abril pero no se pudo hacer seguimiento por las reiteradas ausencias del centro del menor que había despertado las sospechas. «La explicación no me parece suficiente», valoró De Andrés.

Por ello, cargó contra Artolazabal asegurando que el caso «se le ha escapado de las manos», y dudando de «si en abril no estaba informada o lo estaba y no hizo nada». Porque según la versión, fue el propio centro el que sin comunicárselo a ella o al diputado general presentó una denuncia ese mes que no tuvo recorrido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate