El Correo

Rioja Alavesa cierra una vendimia de récord

Un viticultor recoge uva en Rioja Alavesa durante la pasada vendimia.
Un viticultor recoge uva en Rioja Alavesa durante la pasada vendimia. / EL CORREO
  • Con una producción amparada superior a los 92 millones de kilos de uva, la subzona procesa ya un «cosechón» que presenta «altas expectativas de calidad»

Una vez concluida la vendimia, llega momento de hacer balance. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja ya ha dado a conocer los datos provisionales de la cosecha de este año, calificada por el organismo como «excepcional» tanto en términos de calidad como de cantidad. En este último parámetro, además, se han alcanzado cifras récord respecto a los últimos años que han llevado a Rioja Alavesa a aglutinar una producción total de 96.027.969 kilogramos de uva, que se quedan en 92.982.286 kilos amparados, una vez descontados los excesos de rendimiento. Una cifra sin parangón en década y media.

Se atisba, por tanto, un aumento importante de la producción en Rioja Alavesa, que el año pasado alcanzó los 89,2 millones de kilos amparados por la DOCa Rioja. Ese incremento se deja notar también en el conjunto de la denominación, donde se han contabilizado 442,4 millones de kilos de uva amparados. Por subzonas, Rioja Alta acumula 187,8 millones de kilos amparados y Rioja Baja, 161,5. Esos guarismos marcan un aumento de en torno a 600.000 kilos con respecto a la cosecha de 2015 y mantienen la línea ascendente de los últimos años.

En lo que se refiere a superficie, la vendimia se ha llevado a cabo en 62.641 hectáreas en toda la denominación, lo que suponen 759 más que en la campaña anterior. De ellas, 58.016 pertenecen a variedades tintas y el resto, 4.625, a blancas. Así, se obtendrá una elaboración amparada de 318,5 millones de litros de vino, cantidad algo inferior al máximo que «teóricamente hubiera sido amparable con los rendimientos máximos por hectárea» que se habían establecido para esta campaña.

«Inusual» climatología

Según el Consejo Regulador, este «cosechón» y la previsible alta calidad de los caldos vienen dados por la «inusual» climatología registrada durante los meses de septiembre y octubre, que ha resultado «muy favorable para mantener la excepcional sanidad que ha caracterizado a la uva en esta campaña y poder realizar la vendimia de forma selectiva una vez alcanzado el punto óptimo de maduración en cada viñedo», se señala desde el organismo de la DOCa Rioja.

De esta forma, si la vendimia del año pasado se caracterizó por ser muy madrugadora, la de éste ha venido marcada por su prolongado desarrollo a lo largo de prácticamente dos meses. Este optimismo se deriva de las primeras impresiones que se desprenden de la cosecha. Aunque, no obstante, será la calificación de todos los vinos mediante el examen analítico y de cata que iniciará próximamente el Consejo Regulador lo que permitirá valorar de forma precisa la calidad final de las elaboraciones de cada bodega en particular y de la cosecha en su conjunto, recuerda el máximo organismo de la Denominación de Origen.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate