El Correo

Piden 11 años para un hombre que maltrató a su mujer e hijos durante 13 años

  • Profería insultos, golpeaba y le daba patadas de forma habitual a su pareja en el domicilio familiar en Vitoria, según la Fiscalía de Álava

La Fiscalía de Álava pide 11 años de cárcel para un hombre que maltrató física y psicológicamente a su mujer y a sus tres hijos menores de edad durante 13 años, para los que reclama además una indemnización de 8.000 euros.

El maltrato, según se señala en la calificación fiscal, comenzó en 2002, cuando empezó la relación de esta pareja, que se casó en 2011 y tuvo tres hijos en común. Durante todo ese tiempo el acusado de manera continuada profirió contra ella expresiones como «hija de puta», «puta», «puta extranjera» y «fea».

Cuando ella quiso divorciarse él le dijo que le iba a quitar a los niños y que le iba a rajar la cabeza, todo ello con el ánimo de crearle un «sentimiento de temor e inseguridad», según el fiscal.

Además, maltrató físicamente a su mujer en varias ocasiones, entre ellas en mayo de 2013 cuando, tras la celebración de la comunión de uno de los tres hijos de la pareja, durante una discusión en el domicilio familiar en Vitoria y le propinó una fuerte patada y la tiró contra un cristal, aunque ella no lo denunció ni acudió al médico.

En marzo de 2014, durante otra pelea con su mujer, el acusado la empujó en presencia de sus hijos menores y le propinó varias patadas.

Además ha sometido a los hijos a un trato vejatorio según la Fiscalía, al proferir insultos como «estúpidos», «inútiles de mierda», «me dais asco», «gilipollas», «escoria» y «puta mierda», además de decirles que los iba a matar, a rajar y a romper la cabeza. También los sometió a malos tratos físicos al propinarles golpes, patadas y empujones.

Orden de alejamiento

El 15 de abril de 2015 el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Vitoria prohibió a este hombre acercarse a menos de 200 metros de su mujer y sus tres hijos y comunicarse con ella mientras se tramitase esta causa.

Sin embargo, incumplió esta orden ya que entre el 26 de abril y el 13 de junio de 2015 llamó a su esposa desde su teléfono móvil.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de cuatro delitos de malos tratos habituales, dos de malos tratos no habituales y de un delito continuado de quebrantamiento de condena.

Por ello solicita 8 años por el maltrato habitual, otros 2 años por los delitos de maltrato no habitual y 1 año por quebrantar la orden de alejamiento.

A los 11 años de cárcel se suma la petición de 8.000 euros de indemnización, la prohibición de acercarse a menos de 200 metros de su mujer durante seis años y la privación de llevar armas durante otros tres.

El juicio por estos hechos se celebrará la próxima semana en un juzgado de Vitoria.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate