El Correo

El Gobierno vasco estudiará al menos tres alternativas para llevar el tranvía a Zabalgana

El ramal centro del tranvía tiene su última parada en Angulema, pero en una siguiente fase llegará hasta el campus.
El ramal centro del tranvía tiene su última parada en Angulema, pero en una siguiente fase llegará hasta el campus. / Rafa Gutiérrez
  • ETS licita el estudio informativo, que incluye la posibilidad de integrar bicis y coches eléctricos en las paradas

Una luz al final del túnel para los 23.000 vecinos de Zabalgana que reivindican desde hace años la llegada del tranvía al segundo barrio más poblado de Vitoria, después de Lakua-Arriaga. Euskal Trenbide Sarea, el ente dependiente del Gobierno vasco que gestiona las infraestructuras ferroviarias en Euskadi, ha sacado por fin a concurso el estudio informativo que recogerá las claves técnicas de la prolongación del metro ligero hasta el macrobarrio del Oeste. Este trabajo, que será clave para conocer por qué calles pasan los convoyes, las posibles paradas y el coste aproximado del proyecto, estará listo a finales del año que viene. Las empresas interesadas en despejar todas estas incógnitas tienen hasta el 23 de diciembre para presentar sus ofertas y deberán ajustarse a un presupuesto máximo de 302.500 euros, IVA incluido.

La extensión del tranvía hasta Zabalgana deberá esperar porque las tres instituciones implicadas en el metro ligero –el Gobierno vasco, la Diputación y el Ayuntamiento–, han puesto por delante otras dos ampliaciones del servicio que ya están definidas sobre plano: las que llevarán los convoyes al campus y a Salburua. Ahora, el estudio informativo de la prolongación a Zabalgana reducirá la sima que separaba a los dos primeros proyectos del tercero. Como novedad, y dada la dificultad técnica de definir este último corredor, ETS planteará a las ingenierías que analicen «un mínimo de tres alternativas» durante los primeros cuatro meses, aunque no marca ninguna directriz. Serán las empresas las que estudien las distintas soluciones teniendo en cuenta que el punto de partida para llegar a Zabalgana debe ser algún punto del trazado actual, conformado por dos líneas –Ibaiondo-Angulema y Abetxuko-Angulema–, que abarcan 7,8 kilómetros de raíles de doble vía. Este abanico de posibles itinerarios, indican los expertos de ETS, servirá de base para la redacción del documento final.

Itinerario

Aunque el pliego de condiciones del concurso evita citar calles o zonas concretas, el Gobierno vasco ya puso sobre la mesa algunas ideas en la reunión que mantuvo con los vecinos de Zabalgana el pasado verano. En concreto habló de dos, aunque se apresuró a explicar que era «demasiado pronto» para darlas por buenas ante los numerosos condicionantes técnicos del tranvía, como por ejemplo que no puede superar ciertas pendientes o que debe respetar unos mínimos de altura si pasa por debajo de un puente.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, en aquella reunión se analizó la posibilidad de llevar los convoyes desde Lovaina por Adriano VI hasta ‘las conchas’ para subir el puente de Pedro de Asúa y llegar a Ariznabarra, primero, y a Zabalgana, después. La segunda opción sería la de Portal de Castilla, que también beneficiaría a los vecinos de Ariznabarra porque los convoyes también pasarían por este distrito antes de llegar a su destino.

No obstante, los responsables del Gobierno vasco negaron que hubiera una decisión asumida o preferida, e incluso plantearon que podría existir «una tercera opción» que llegaría más tarde. De hecho, fuentes municipales confesaron a este periódico poco después que también podría haber otra alternativa: la que partiría de la rotonda de Txagorritxu y avanzaría en línea recta hasta la Avenida de Zabalgana con la posibilidad de parar junto al edificio de consultas externas del HUA y el nuevo sector de Borinbizkarra.

Electrificación

La adjudicataria del estudio informativo será la que deje atrás estas propuestas iniciales para realizar un estudio de alternativas que recogerá una batería de documentos donde constarán los itinerarios concretos, el estudio de impacto ambiental, la ubicación exacta de las paradas, las distintas fases de construcción, las afecciones sobre el tráfico y un presupuesto de cada una de las actuciones para poder comparar cada una de las propuestas. Todo ello concluirá con «la recomendación más adecuada».

Una de las cuestiones más llamativas del pliego de condiciones del concurso es que Euskal Trenbide Sarea alude a que las empresas deberán analizar el recorrido del tranvía hasta Zabalgana, pero teniendo en cuenta la integración de la traza tranviaria en el entramado urbano existente «minimizando la afección al tráfico urbano». En este punto, los técnicos especifican que también será objeto del estudio informativo «la posibilidad de integrar bicicletas y coches eléctricos en las paradas del tranvía». Es decir, que esos andenes se conviertan en estaciones de diversos tipos de transporte.

Esta idea casa con el otro proyecto ‘estrella’ del Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial, el del ‘bus exprés’ o BRT que se quiere instalar en la actual línea Periférica de Tuvisa, que plantea una electrificación del servicio que se complemente con el resto de sistemas de transporte, como el propio tranvía, una futura «bici eléctrica de alquiler» y el urbano tradicional.

Elogios al sistema

ETS argumenta la necesidad de abordar el proyecto de Zabalgana por el resultado de los actuales ramales. El tranvía de Vitoria se ha convertido, tras su implantación hace casi 8 años, «en la columna vertebral del transporte público en la ciudad, garantizando el acceso al centro de la población en condiciones de confort y calidad de servicio», indica la documentación que rige el concurso. Los técnicos agregan que el metro ligero se ha convertido también «en el sistema de transporte urbano en superficie más sostenible en la actualidad, con unos costes energéticos, de accidentabilidad e indirectos, netamente inferiores al resto de los sistemas existentes».

Por este motivo, indican, el tranvía ha continuado su implantación y ahora se llevan a cabo diversos estudios y proyectos para prolongarlo al campus y a Salburua. Para continuar con esta estrategia, el siguiente objetivo debe ser Zabalgana, «donde existe una zona de desarrollos urbanos y demanda de la ciudad, que motivan el análisis y la búsqueda de soluciones».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate