El Correo

El Ayuntamiento emplaza a los ‘pichis’ a ir a Alokabide porque «aquí no damos viviendas»

Manifestación de los vecinos de Abetxuko.
Manifestación de los vecinos de Abetxuko. / Blanca Castillo
  • López de Munain dice que el Consistorio «no tiene competencias» y niega que la familia pueda empadronarse en la casa asaltada

El Ayuntamiento de Vitoria intenta mantener la distancia respecto a las polémicas reivindicaciones del clan de los ‘pichis’ en Abetxuko. Después de que la familia Manzanares-Cortés haya condicionado a la obtención de una vivienda social su salida de la casa que ocupa en el número 54 de la calle El Cristo, el responsable del departamento de Políticas Sociales y Salud Pública, el socialista Peio López de Munain, negó ayer que esa reclamación haya tenido una plasmación formal, por vía administrativa. «No me lo han reclamado». A renglón seguido, aseveró que «el Ayuntamiento no da viviendas. En todo caso, esa petición tendrían que trasladarla al Gobierno vasco, a Alokabide».

El también primer teniente de alcalde incidió en que la institución local «dispone de unos recursos habitacionales a los que evidentemente no van a poder acceder los pichis’ –no cumplirían con los requisitos–. Hablamos de pisos tutelados, residencias , etcétera». Y en cualquier caso, agregó, todo pasa por tener unos derechos adquiridos en la ciudad mediante el empadronamiento; una situación que no se da y que, a juicio del concejal socialista, tampoco sería factible en las actuales circunstancias. «No se pueden empadronar en esa vivienda porque no es suya». Y tiró de dos requisitos: «Deben demostrar que están en alquiler y que les da autorización el dueño de ese piso o demostrar que son dueños del inmueble».

Pero lo cierto es que en un informe interno del 26 de octubre del pasado año se admite que la actual legislación deja al Consistorio «sin competencia alguna para juzgar cuestiones de propiedad o de cualquier naturaleza jurídico-privada. Tiene por finalidad servir de medio de prueba de que el vecino habita en el domicilio que indique». Se hace alusión a ‘papeles’ como la escritura, el contrato de compraventa, nota del registro, contrato de arrendamiento del último recibo, etcétera.

Desalojo cautelar

Tal y como avanzó este periódico, internamente se asume que esa inscripción formal del matrimonio y los dos menores podría llegar «antes de Navidad». Aunque el caso está judicializado; una variable a considerar. El Juzgado Número 1 podría decretar «en cuestión de horas» el desalojo de la vivienda asaltada como medida cautelar.

A posteriori tendría que resolver sobre la legalidad de la ocupación del inmueble. La sala cuenta ya con el informe de la Fiscalía de Álava, que aboga por la salida inmediata en base a las circunstancias en las que se produjo la ocupación de la casa. El juzgado habría trasladado al entorno de Arantza, su propietaria legítima, la voluntad de «agilizar el proceso al máximo».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate