El Correo

El Ayuntamiento de Vitoria renueva sus más de 2.000 ordenadores para ganar velocidad

Técnicos municipales trabajan con sus ordenadores actuales
Técnicos municipales trabajan con sus ordenadores actuales / Rafa gutiérrez
  • Los actuales equipos tienen una edad media de diez años y generan problemas en el trabajo de los funcionarios, por lo que se hacía ya necesaria su sustitución

La tecnología camina a pasos agigantados y hay artilugios que quedan totalmente desfasados de un día para otro. Un irremediable problema que sufren los usuarios privados, pero sobre todo las empresas y las instituciones públicas. En este sentido, el Ayuntamiento vitoriano dispone de 2.147 ordenadores personales que cuentan con una edad media de diez años, el más moderno tiene sólo dos años y el más antiguo cerca de catorce (de 2002), y sus inconvenientes ya estaban provocando múltiples problemas en el trabajo de los funcionarios.

«Tienen poca velocidad de proceso, de disco y de memoria. No tienen capacidad de proceso para las nuevas versiones de los programas en uso», destacan portavoces del Departamento municipal de Administración Municipal, que dirige el socialista Carlos Zapatero. De hecho, el sistema operativo que utilizan estas máquinas es Windows XP que, desde abril de 2014, no cuenta con soporte del gigante Microsoft. «Ahora estamos obligados a cambiar de sistema operativo y una gran mayoría del equipamiento actual (85%) no soporta este cambio», añaden estas mismas fuentes.

Un contrato que finalmente ha sido adjudicado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Telefónica Soluciones Informáticas y Derten Sistemas -con sede en Gamarra- por un importe de 2,7 millones de euros (IVA incluido). Estas firmas ejecutarán durante veinte semanas el cambio, que tratará de no afectar al día a día de los técnicos del Consistorio. La fórmula elegida es un ‘renting’ con opción a compra de los equipos informáticos con servicio de mantenimiento.

En esta operación se sustituirán los CPU (unidades de procesamiento central), teclados y ratones, pero se mantendrán los monitores actuales y el resto de elementos informáticos. Porque, además de los ordenadores, el Consistorio de la capital alavesa cuenta con 148 portátiles, 534 impresoras individuales y 219 de red, 111 escáneres de puesto y once plotters (dispositivos para crear planos).

«Tendremos mayor velocidad de proceso, menos errores en los aplicativos y mejor compatibilidad con el resto de administraciones y usuarios. Hacer, al menos, haremos lo mismo que hasta ahora y podremos incluir nuevas funcionalidades que el equipamiento y el sistema operativo actual no aguantan», recalcan los responsables de Administración Municipal, quienes confían en que «soporten holgadamente a los requerimientos de software que se usan actualmente en el Ayuntamiento» durante los cinco años que dura el renting.

Borrar toda la información

Pero, ¿qué se hará con todos los ordenadores que se retiren? La empresa adjudicataria se ha comprometido a borrar toda la información que contengan de forma segura, además el Ayuntamiento tendrá la posibilidad de recuperar después esos equipos por un desembolso de 36.300 euros más.

Con esta decisión, la Administración local consigue contratar el servicio para el mantenimiento y asistencia técnica de las nuevas máquinas y de los antiguos periféricos que ya son propiedad de propiedad municipal. A los cinco años, el Ayuntamiento vitoriano se convertirá en dueño de todos los equipos sin necesidad de aportar ni un solo euro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate